WRC

- Kevin Muñoz

Mads Ostberg opta a un Citroën C3 R5 del WRC2 Pro

La firma francesa piensa en el noruego para una de sus unidades en la categoría de plata del Mundial de Rallyes.

Mads Ostberg es como un gato, tiene siete vidas. Año tras año el noruego llega a enero sin volante, sin programa para competir y casi siempre es capaz de sacarse un as de la manga que le lleve de nuevo al Campeonato del Mundo de Rallyes.

Después de sustituir de forma más que consiste al despedido Kris Meeke en la segunda mitad de la temporada pasada en las filas del equipo Citroën, Ostberg se ha quedado, de momento, sin opciones a competir en la categoría reina del WRC debido a la pérdida del patrocinio de Abu Dhabi por parte de la firma francesa – lo que les ha imposibilitado tener un tercer C3 WRC en liza-.

El panorama no es halagüeño para el nórdico, pero un piloto de su experiencia y velocidad siempre son bien considerados entre las marcas y es por eso que el equipo de Versalles ha pensado en él como una opción a tener en cuenta para correr con su C3 R5 en el nuevo WRC2 Pro.

En la segunda clase del campeonato, Citroën tiene la obligación de competir de tú a tú contra los poderosos Skoda Fabia R5 oficiales, además de los recién llegados Volkswagen Polo GTI R5 y los Ford Fiesta R5 – que en unos meses estrenará nuevo modelo-. Con el objetivo de pelear por las victorias en todas las pruebas, Ostberg encajaría a la perfección en el perfil de piloto que podría demostrar las bondades del C3 R5 a nivel mundial.

Estas informaciones han salido publicadas esta semana en los medios especializados de Noruega, y ya saben aquello de que ‘cuando el río suena, agua lleva’.