WRC

- Kevin Muñoz

M-Sport trabaja en un Fiesta eléctrico

Malcolm Wilson confirma que su equipo ha empezado un proyecto para construir su primer coche de rallyes eléctrico.

‘Es el mercado, amigo’, que diría el mismísimo Rodrigo Rato. El automovilismo mundial cada vez se acerca más a la era eléctrica y en M-Sport no quieren que esta les pille con la guardia baja. La formación británica, vigente campeona del mundo de rallyes, está trabajando en la fabricación de su primer coche de rallyes eléctrico.

Así lo ha confirmado Malcolm Wilson. El patrón del equipo de Cumbria, un auténtico lince de las carreras, sabe que en los rallyes los vehículos eléctricos todavía están por explotar, siendo un mercado muy apetecible para un futuro no muy lejano.

“En M-Sport siempre estamos buscando formas de desafiarnos a nosotros mismos”, ha comentado el ex piloto al medio inglés Motorsport-News. “Es el siguiente paso en la tecnología en el deporte. No voy a dar detalles técnicos. No puedo, estamos trabajando con otras marcas que comparten esta visión y hemos firmado acuerdos de confidencialidad, pero basta con decir que estamos de acuerdo y, si las cosas continúan espero que este año podamos tener un coche de pruebas. Sería con carrocería de R5, no sería la versión definitiva”.

Sutton / SUTTON

La idea que tiene Wilson es fabricar el primer coche de rallyes eléctrico ideado para campeonatos nacionales y regionales, que constan de pruebas más cortas que las mundialistas. Además, la reglamentación actual de los World Rally Cars no finalizará hasta 2021, por lo que es lógico ir trabajando en una tecnología que podría incluirse en futuros programas de la categoría reina.

“Lo que me interesa para empezar es producir un coche que sea capaz de ganar un rallye de un día y que tenga un precio competitivo”, ha reconocido Wilson. “No está en el horizonte inmediato para el WRC. Pero mirando más adelante, tenemos que buscar soluciones eléctricas y esta es una de las razones por las que estamos trabajando en ello”.