WRC

- Kevin Muñoz

Así lucen los World Rally Car 2019

Hoy se han presentado las decoraciones definitivas de las cuatro marcas participantes en la categoría reina del Mundial de Rallyes.

Cambio de tercio. Después de las dos primeras temporadas de la nueva generación de World Rally Cars, 2019 marca el punto de partida de un nuevo ciclo deportivo en el que destacan los numerosos cambios y novedades entre los equipos oficiales.

Esta misma mañana se ha presentado el Mundial de Rallyes 2019 en la feria Autosport International en Birmingham y con ello se han mostrado al público las diferentes decoraciones de los vehículos que pelearán por las victorias esta campaña. Vamos a repasar uno a uno los detalles de sus nuevos, o no, colores.

Hyundai

El i20 Coupé WRC recibe un importante lavado de cara respecto a sus años precederos. Manteniendo, eso sí, el azul corporativo de la firma coreana, el vehículo que pilotarán Thierry Neuville, Sébastien Loeb, Dani Sordo y Andreas Mikkelsen luce mucho más radical al incorporar muchos más detalles en rojo, mientras que se mantienen los mismos patrocinadores de la temporada pasada.

Citroën

Citroën

La llegada de Sébastien Ogier ha traído de la mano la vuelta de Red Bull a la firma francesa. Una vez acabada su relación con Abu Dhabi –patrocinador principal del equipo desde 2013-, la marca de bebidas energéticas toma gran protagonismo en el C3 WRC del hexacampeón y Esapekka Lappi. Los colores, predominados por el rojo de Citroën y el azul de Red Bull, dejan una decoración muy similar a la que lucieron hace más de una década los C4 WRC de Sébastien Loeb y Dani Sordo.

Toyota

Toyota

Casi sin cambios. El equipo dirigido por Tommi Mäkinen es el que menos ha retocado la librea de sus vehículos para la presente campaña. Manteniendo los colores corporativos de Toyota GAZOO Racing – blanco, negro y rojo- los Yaris WRC de Ott Tänak, Jari-Matti Latvala y Kris Meeke intentarán revalidar el título de marcas cosechado en 2018.

Ford

M-Sport Ford

Tras la insustituible marcha de Sébastien Ogier, el equipo británico correrá esta temporada con unos Ford Fiesta WRC muy diferentes – en cuánto a colores- de los dos últimos años. Retomando casi los diseños de 2014, las diferentes tonalidades de azul predominan en un vehículo que solo luce las pegatinas de los socios tecnológicos de la formación. Se presenta una campaña dura para los hombres de M-Sport que depositarán todas sus esperanzas en pilotos jóvenes como Teemu Suninen, Pontus Tidemand, Gus Greensmith y el consolidado Elfyn Evans.