WRC

- Kevin Muñoz

Loeb toma el mando en el Rallye Cataluña

El francés clava la monta de neumáticos para el primer bucle del día y afrontará los dos últimos tramos con una ventaja de 7.1 segundos sobre Jari-Matti Latvala. Dani Sordo lucha por el podio, es quinto.

Zorro viejo. Sébastien Loeb ha demostrado esta mañana en los tramos de Riudecanyes y Santa Marina por qué es nueve veces Campeón del Mundo de Rallyes. Al volante de su Citroën C3 WRC, el alsaciano ha sido el más listo de la clase con la elección de los neumáticos.

Pese a que la mañana ha despertado lluvia e incluso fría en el interior de la provincia de Tarragona, Loeb ha sido el único que ha apostado por los neumáticos de compuesto duro – propicio para el asfalto seco- y la jugada le ha salido redonda ya que en muchas partes de los dos tramos el asfalto no tiene humedades.

Esto le ha valido para situarse al frente de la clasificación general con una renta de 7.1 segundos sobre Jari-Matti Latvala. Lección magistral del galo de Citroën, que tiene muy cerca volver a ganar en Salou, uno de sus rallyes fetiches.

Sébastien Ogier es tercero, aunque ya se ha descolgado a 10.8 segundos de su compatriota, por lo que lo tiene muy complicado dejarle sin triunfo al otro ‘Séb’. Además, el piloto de M-Sport Ford se está jugando el último puesto del podio con el líder del Mundial, Thierry Neuville. Ambos están separados por solo 3.8 segundos con unos valiosos puntos en juego para el campeonato.

Dani Sordo ha logrado batir a Elfyn Evans en los dos primeros tramos y rueda en quinta posición. El cántabro será un espectador de lujo del duelo entre Ogier y Neuville, a la espera de poder cazar un podio en casa que sería muy meritorio.

Mala noticia de la mañana la ha protagonizado Nil Solans. El catalán, que era tercero en el WRC 2, ha sufrido un pinchazo que le ha hecho perder más de tres minutos, perdiendo toda opción a subir al podio en el rallye de casa. Una auténtica lástima.