WRC

- J.M. Fernández Pellón

Loeb se pasa a lo eléctrico

El pasado sábado se llevó a cabo en el Estadio de Francia, en París, la Súper Final del Trofeo Andros 2018-2019. Allí compitió Sébastien Loeb, que acabó segundo a los mandos de un prototipo Andros Sport 01 que compartió con Franck Lagorce. El de Hyundai se divirtió pilotando sobre hielo este coche eléctrico.

Los coches eléctricos han protagonizado la temporada 2018-2019 del Trofeo Andros. Este año se ha producido la primera victoria de un coche de este tipo frente a los habituales vehículos de gasolina, aunque el título se lo llevó un coche “convencional”.

En París, en la despedida de la temporada del Trofeo Andros, la victoria en la categoría Elite Pro fue para un coche eléctrico, el Plastic’UP de los Panis, con Aurélien alternándose al volante de este coche con su padre, el ex piloto de F1, Olivier. Ambos se impusieron en sus semi finales y partiendo desde la pole position consiguieron la victoria por delante del Andros Sport 01 de Sébastien Loeb y Franck Lagorce.

El recientemente proclamado Campeón del Trofeo Andros, Jean-Baptiste Dubourg, que formó equipo con su hermano Andrea no pudo hacer nada para alcanzar a los dos vehículos eléctricos precedentes. A los mandos de su Renault Capturde gasolina, los Dubourg se tuvieron que contentar con la tercera posición.

Esta Súper Final de París tuvo como invitado al noruego Anderas Bakkerud (Andros Sport 01), vehículo eléctrico con el que vivió un apasionante batalla con Dorian Boccolacci (BMW) quien terminó por delante, en la cuarta posición de la general.

BRUNO BADE

El otro Sébastien francés de los rallyes, Ogier, fue también protagonista de esta final del Trofeo Andros, en su caso al realizar una exhibición a los mandos del Citroën C3 WRC. Ambos Sébastien, Loeb y Ogier, retomaron el feeling del hielo tras los test previos al Rallye de Suecia que realizaron días antes. Ahora, esta semana, los pilotos del WRC más laureados de la historia, uno con un Hyundai i20 WRC y el otro con un Citroën C3 WRC volverán a medirse en los tramos. Este jueves comienza el Rallye de Suecia.

BRUNO BADE