WRC

- Laura Martín

Loeb detecta falta de agarre en el C3 WRC sobre tierra

El mundialista probó ayer el coche de cara al Rallye de Catalunya al que le notó falta de agarre en las zonas más rápidas.

A lo largo de la jornada de ayer, el nueve veces campeón del mundo, Sébastien Loeb, estuvo probando el Citroën C3 WRC sobre tierra, ya que la primera y última vez que se subió al coche fue para rodar en asfalto. Además, se trata de la primera vez que se sube a un WRC sobre tierra desde el Rallye de Argentina con un DS3 WRC en 2013.

En dos semanas comienza el Rallye de España, la única prueba mixta del calendario. Por eso los equipos tienen que llevar reglajes y neumáticos para ambos terrenos, así como tener testados los coches en ambos pisos.

Loeb aún no ha confirmado si finalmente correrá alguna prueba del WRC en 2018.  | Citroën Racing

Gracias a las sensaciones del francés, el equipo podrá mejorar a tiempo las debilidades detectadas, así como conocer por dónde intervenir el coche de cara a la temporada que viene. Según Loeb: “Ha sido una grata sorpresa tener el feeling que he tenido en el coche, pero no tengo referencia de esta nueva generación de coches, así que no sé cómo estamos respecto a los otros coches. En las zonas reviradas es fácil de conducir, en las rápidas responde más como lo hace sobre asfalto, es más complicado encontrar el agarre trasero en sitios así”.

Loeb también comentó estar trabajando con el equipo en busca de más agarre y de encontrar diferentes soluciones; pero la conclusión del francés tras esta prueba fue satisfactoria.

Test de Loeb con el C3 WRC en tierra

El francés, Sébastien Loeb, probó ayer por primera vez sobre tierra el Citroën C3 WRC 2017 para preparar el Rallye de Catalunya.