WRC

- Kevin Muñoz

Kris Meeke se cae del podio por una penalización

Los comisarios deportivos del Rallye de Argentina le han impuesto al británico y a Ott Tänak una sanción de 10 segundos por no seguir al pie de la letra el road book en el TC11. Sébastien Ogier sube a la tercera plaza.

Pequeño gran cambio en la clasificación general. Anoche, al término de la segunda etapa del Rallye de Argentina, el equipo Citroën presentó una protesta a los comisarios deportivos de la prueba al entender que Sébastien Ogier habría sufrido un problema en la dirección asistida de su C3 WRC al golpear una roca que limitaba dos caminos diferentes en el TC11.

Según la argumentación de la formación francesa, su piloto dudó qué camino elegir, pero finalmente se decantó por dónde se habían realizado los reconocimientos previos, aunque en el proceso golpeó la roca y dañó la dirección asistida.

Además, Citroën alegaba que algunos de sus rivales habían tomado el camino incorrecto –mucho más rápido-, por lo que exigían una investigación. En ese momento, las autoridades deportivas del rallye argentino se pusieron manos a la obra y tras observar detenidamente las imágenes de las cámaras onboard de todos los competidores, llegaron a la conclusión de que solamente Kris Meeke y Ott Tänak no habían seguido el camino establecido.

Por este motivo, los comisarios deportivos decidieron penalización con diez segundos a ambos pilotos de Toyota. En el caso del estonio, que abandonó por un problema en el alternador de su Yaris WRC en el TC14, no tiene gran importancia esta sanción, pero sí en Kris Meeke.

El británico finalizó la etapa de ayer en la tercera plaza provisional y con esta penalización se ve relegado a la quinta plaza, justo 1.2 segundos por detrás de Dani Sordo, que sube al cuarto lugar. Sébastien Ogier, el precursor de todo, asciende de esta manera al tercer puesto antes de la disputa de la última jornada de hoy.