WRC

- Redacción

Kankkunen regresa al Rally de Gran Bretaña

Junto a su copiloto Nicky Grist, el campeón finlandés estará presente en la edición de este año para conmemorar los 25 años de su victoria más épica en la prueba.

 

 

Han pasado 25 años desde que Juha Kankkunen y su copiloto galés Nicky Grist ganaron lo que todavía se recuerda como uno de los Rally de Gran Bretaña más difíciles y desafiantes en la historia de la prueba. Para conmemorar el aniversario de plata de esa nevada y helada victoria, un cuarto de siglo después, Kankkunen y Grist serán homenajeados en el 'Rally Legends' oficial de este otoño en el Día de Gales del Rally de GB (del 4 al 7 de octubre). Ambos estarán presentes durante todo el evento de cuatro días del Campeonato Mundial de la FIA, asistiendo a los actos ceremoniales, firmando autógrafos y compartiendo sus increíbles recuerdos con los aficionados.

Lo más evocador será, tal vez, que Kankkunen y Grist se subirán al Toyota Celica GT-Four, similar al auto en el que ganaron en 1993, para encabezar un especial desfile de autos de rallye históricos el domingo por las calles cerradas de Llandudno. El desfile será el telón de fondo perfecto para el final de la etapa urbana del rallye que, por primera vez en el Reino Unido, será testigo del espectáculo del automovilismo del Campeonato del Mundo en vías públicas cerradas.

Entre los dos, Kankkunen y Grist ganaron 44 pruebas del Campeonato Mundial de Rally de la FIA, pero pocos fueron más desafiante y merecido que su éxito duramente ganado en el Rally RAC Network Q de 1993.

"Fueron las condiciones más difíciles que he tenido en el Reino Unido", recordó Kankkunen, que había ganado el RAC Rally dos veces en 1987 y 1991. "Conducir en carreteras congeladas sin los clavos que usamos en los rallyes de invierno como Suecia lo hizo muy, muy difícil. Pero tuvimos un gran evento".

"Fue absolutamente traicionero", repitió Grist. "Hubo una cantidad razonable de agarre en la nieve, pero, sin neumáticos con clavos esas pistas congeladas y heladas del bosque eran tan peligrosas como se veían. Juha, sin embargo, era un personaje tan relajado, desbordante de talento natural: tomó su ritmo y, aparte de salirse con la suya con una pequeña indiscreción en Yorkshire, fue sencillo".