WRC

- Kevin Muñoz

Los japoneses saben correr...y ganar

Takamoto Katsuta hace historia al imponerse en la categoría del WRC 2 en el Rallye de Suecia.

 ¿Recuerdan aquella película de los noventa que se titulaba Los blancos no la saben meter? El film estaba protagonizado por Woody Harrelson y Wesley Snipes y en él se teorizaba cómica y dramáticamente con la idea de que las personas de raza blanca no saben jugar al baloncesto como los de raza negra, algo que no dejaba de ser una falacia.

Hoy en el Rallye de Suecia podríamos decir que hemos vivido la ruptura de un estereotipo racial parecido al de aquella película con los japoneses. Takamoto Katsuta, desconocido para muchos seguidores de los rallyes, ha hecho historia al ganar la categoría del WRC 2 en la cita nórdica.

Triunfo histórico que reivindica el talento de los japoneses en una disciplina en la que no han gozado de grandes gestas. El piloto de 24 años, copilotado por el experimentado finlandés Marko Salminen, se ha hecho con su primera victoria mundialista con todas las de la ley, imponiéndose por sólo 4.5 segundos sobre el vigente campeón Pontus Tidemand, que corría en casa.

El joven piloto japonés junto con su copiloto finlandés celebrando la victoria en Suecia. | Toyota Gazoo Racing

En una prueba dominada por los nórdicos, el éxito de Katsuta es más que prestigioso y revelador. Este joven forma parte del programa de desarrollo de pilotos del Toyota Gazoo Racing desde hace unas temporadas y entrena y reside en Finlandia – de ahí su destreza casi vikinga sobre la nieve - con el objetivo de, en un futuro no muy lejano, poder dar el salto a la categoría reina de los rallyes de la mano del gigante automovilístico japonés que cubre los gastos de su programa deportivo.

Tanto él como su compañero, Hiroki Arai – hijo del mitico Toshihiro Arai -, se están formando para ello. La victoria de hoy es histórica, es la primera que cosecha Japón en el Mundial en más de once años, pero la mejor noticia para los fans del país del sol naciente es que esta actuación no es flor de un día. En Katsuta tienen un piloto de futuro. Si sigue trabajando duro, tarde o temprano le llegará su oportunidad con un Yaris WRC. Es cuestión de tiempo.