WRC

- Redacción

Según Hirvonen, los fineses favoritos en Finlandia

Aunque menos favoritos que hace dos décadas, los pilotos escandinavos siempre han tenido especial feeling con su rallye. Hasta que llegó Carlos Sainz y abrió las puertas para los demás…

Desde 1951 hasta 1990, año en el que ganó el rallye Carlos Sainz, las victorias en Finlandia se las habían repartido entre finlandeses (36) y suecos (3). Fue el piloto español precisamente quien abrió la veda para las victorias no escandinavas. Didier Auriol en 1992, Sébastien Loeb (2008, 2011 y 2012), Sébastien Ogier (2013) y Kris Meeke (2016) le siguieron

Mikko Hirvonen vivió con presión año tras año a lo largo de su carrera. El peso de la responsabilidad siempre estaba ahí, y los residentes de Jyväskylä siempre están encantados por recordarles a todos que, el domingo por la tarde, si quieres ganar, tienes que ser finlandés.

Después de terminar segundo dos veces, Hirvonen obtuvo su primera victoria en 2009 después de una pelea apretada con Sébastien Loeb. La victoria llevó al entonces piloto de Ford, tres puntos por delante de su rival en Citroën en la persecución del campeonato, pero aquel fin de semana de hace una década se trataba de que Mikko se quedara con la victoria.

"El apoyo en casa siempre es realmente grande", dice Hirvonen. “Me gusta, pero trae más presión. Existe la sensación de que quieres ganar tu rallye. Puede que no siempre se haya visto así cuando conducía, pero lo disfruté”.

También supongo que depende un poco de tu carácter. Algunos conductores disfrutan de la presión de competir en casa. Para mí, siempre fue agradable. Conoces todos los rincones, no estoy hablando del rallye ahora, estoy hablando del reconocimiento, los tramos de carretera, los lugares y la gente. Los conoces y son amigables. Es realmente agradable en Jyväskylä a la hora del evento”, continuó explicando Mikko.

Por más que lo intentó, Hirvonen no pudo repetir esa victoria inaugural en casa, a pesar de haberse inscrito en la prueba de 2011.

"Tenía mucha confianza antes de ese evento en el 2011", comenta. “Iba a ganar ese rallye, sin duda. Las cosas salieron mal en la primera etapa, pero fuimos muy rápidos después de eso”.

Hirvonen continuó: “El año después de conducir con Citroën comencé a pensar: 'OK, los últimos dos años no han sido geniales, voy a tomarlo con calma el primer día'. Hicimos tres etapas el jueves por la noche y estaba siete segundos detrás de Loeb, pero pensé: 'No hay problema, el coche va perfecto. Voy a atraparlo. Perdí el rallye por 6.5 segundos. ¡En tres días, lo atrapé medio segundo! Es muy importante saber dónde estás en mente cuando vienes a este mitin”.

Para Hirvonen, que estará presente en el parque de servicio de Jyväskyla como reportero de televisión este año, seguirá especialmente a los pilotos locales.

"Teemu (Suninen) puede ser realmente rápido" , dijo. “Lo que hizo hace dos años para terminar cuarto en solo su segunda salida en un World Rally Car fue increíble. Pilotó un rallye fantástico y creo que puede hacerlo muy bien. Jari-Matti (Latvala) conoce muy bien el rallye y el Toyota es muy rápido, lo sabemos. Tiene todas las posibilidades de ganar, veamos si puede lograrlo. Esapekka (Lappi) ganó aquí hace dos años, pero lo hemos visto luchar un poco esta temporada; puede ser bueno si viene con un rallye limpio ”.