WRC

- Redacción

Gales será duro, casi sin asistencias intermedias

El recorrido del Dayinsure Rallye de Gales (del 27 al 30 de octubre) se basa en el formato de las últimas ediciones de la prueba británica del WRC, con un puñado de nuevas secciones para mantener a los pilotos en estado de alerta.

Los organizadores dicen que el itinerario de este año es el más largo y difícil desde que la carrera se trasladó desde Cardiff a su base actual en Deeside, en el norte del país, en 2013. Y una gran parte del desafío de este año será la ausencia completa de las asistencias intermedias de cada jornada.

Todos menos uno de los 22 tramos están situados en pistas de tierra de los bosques del medio y el norte de Gales. Tramos como Myherin y Hafren al este de Aberystwyth se disputarán en sentido inverso por primera vez en más de 20 años, mientras que la especial de Pantperthog vuelve después de que se corriese por última ocasión en 1997.

El recorrido también presenta un nuevo tramo el sábado para los aficionados, una espectacular súper especial en Chirk Castle, muy próxima al castillo de Cholmondeley.

Tras el shakedown, Clocaenog y la ceremonia de salida, que tendrá lugar el jueves por la noche en el Parque Eirias de Colwyn Bay, los equipos afrontarán tres días de competición, todos los cuales se ejecutarán sin un asistencia intermedia.

La ruta del viernes utilizará las especiales de Myherin, Sweet Lamb y Hafren, todas ellas en dirección opuesta a 2015, seguido de Dyfnant, que será igual que el año pasado. Entre los dos bucles de tramos habrá un reagrupamiento y una zona de montaje de neumáticos en Newtown. Al final del día los competidores cruzarán la frontera con Inglaterra para una sesión de firma de autógrafos en Chester.

La primera especial del sábado en el bosque de Pantperthog no se ha utilizado en el Rallye de Gran Bretaña en 20 años. Después se celebrará el tramo de Dyfi, que se desarrollará en dirección inversa a la del año pasado, mientras que Gartheiniog es el mismo que en 2015. Estos tres tramos se repetirán, mientras que la especial de Aberhirnant, con el mismo recorrido que el año pasado, sólo se disputará una vez. El día finalizará con una súper especial de 1,8 kilómetros de asfalto en el castillo de Cholmondeley.

Tres tramos conforman el recorrido del último día, arrancando con Clocaenog, una especial utilizado por última vez en 2014. Tras ella, Alwen, con la misma versión que el año pasado, y después Brenig que se disputará en parte en dirección inversa a la de 2015. Los tres se repetirán, con la segunda pasada por Brenig como Power Stage retransmitido en directo por TV.

El itinerario del rallye será de 1.295,94 kilómetros, incluye 965,73 kilómetros de tramos de enlace y una distancia contra el cronómetro de 330,21 kilómetros.