WRC

- Kevin Muñoz

El fuego pone en jaque el Rallye de Australia

Los grandes incendios forestales que asedian la región de Nueva Gales del Sur hacen que la última cita de la temporada del Mundial de Rallyes esté pendiente de un hilo. 

Están siendo unos días muy intensos y duros para los organizadores del Rallye de Australia. La prueba, decimo cuarta y última de la campaña del WRC que se debe disputar la próxima semana, está ahora mismo en duda debido a los graves incendios forestales que están afectando a la región de Nueva Gales del Sur.

De momento, la organización de la carrera ha decidido cancelar el Monday Test que se tenía que llevar a cabo mañana, además de suspender la primera jornada de entrenamientos del martes, por lo que todo hace indicar que, si el rallye finalmente sale adelante, algo que nadie puede asegurar en estos momentos, sería muy posiblemente con un recorrido recortado al establecido originalmente. Además, ya se ha decidido suspender la prueba nacional que se iba a celebrar en paralelo al rallye mundialista.

Con sede en Coffs Harbour, al Rallye de Australia se llega con el título de pilotos sentenciado a favor de Ott Tänak pero con el título de constructores todavía en juego. Hyundai lidera esta clasificación con 18 puntos de margen sobre Toyota, pero el apartado deportivo podría quedar en un segundo plano y es que las fuertes rachas de viento, unido al fuego y a lo seco que es el terreno, hacen cada vez más difícil la labor a los servicios de emergencia y bomberos. Las próximas horas serán clave para el devenir de la carrera.