WRC

- Kevin Muñoz

La FIA trabaja para tener más coches oficiales en el WRC

Yves Matton, máximo encargado de los rallyes de la FIA, asegura que están negociando con diferentes marcas para llegar a tener una veintena de vehículos de fábrica en 2023.

La sorprendente retirada de Citroën ha pillado con el paso cambiado a la FIA y al promotor del Mundial de Rallyes. Sin duda la salida del fabricante galo ha sido un duro golpe para un campeonato que está viviendo una de sus mejores épocas en los últimos años.

Con el objetivo de que el certamen vaya a menos, la FIA ya trabaja desde hace semanas con la idea de mantener el mayor número posible de marcas dentro del Mundial, ya sean involucradas en la categoría reina o en el WRC 2 y WRC 3.

“Es lamentable perder un constructor de este valor”, ha comentado Yves Matton, director de rallyes de la FIA. “Citroën ha estado involucrado en el mundo desde 2003 durante su primer año completo. Sin embargo, es bastante natural que algunos fabricantes lleguen y otros se retiren. Se trata del cambio de política de estas empresas. Actualmente estamos en conversaciones con otras marcas que podrían regresar y tener un historial en la disciplina. Diría que este es un ciclo normal en un campeonato”.

WRC

La meta de la FIA es llegar a contar con una veintena de coches oficiales en el campeonato repartidos entre todas las categorías, lo que, además, ayudaría a los jóvenes pilotos a seguir progresando.

“Tenemos el objetivo para 2023 de tener 20 coches respaldados por el fabricante que compitan regularmente en el Mundial. No digo 20 World Rally Cars, sabemos que es imposible: el máximo que alguna vez alcanzamos fue 16 o 17. Pero trabajando con las categorías WRC 2 y WRC 3 para el próximo año, es cuando comenzamos a ver más coches compatibles con los fabricantes y veremos más interés”, ha añadido Matton.