WRC

- Kevin Muñoz (Salou)

Fernando Alonso le coge el gusto al WRC

Por segundo día consecutivo el piloto asturiano se dejó caer por el parque de asistencia de PortAventura y fue protagonista en el hospitality de Toyota Gazoo Racing.

Están siendo unos días muy ajetreados y productivos para Fernando Alonso. El jueves llegó a Salou para ser una de las grandes figuras de la espectacular presentación del equipo Toyota para el Dakar 2020.

Tras el evento, donde el bicampeón hizo un guió a su marca y al WRC, el viernes fue un día repleto de trabajo para el ex piloto de Fórmula 1. Por la mañana, intensa jornada de test con su Toyota Hilux en la finca de Les Comes, ubicada en la población de Súria en el corazón de Cataluña.

Acompañado del ‘Dream Team’ que ha formado Toyota para la próxima edición del raid más duro del mundo, Alonso y Marc Coma siguieron acumulando kilómetros para preparar de la mejor manera su estreno en el rallye que se disputará el próximo mes de enero en Arabia Saudí.

Alonso estuvo un buen rato hablando con los dirigentes del equipo Toyota. | TGR

Después de estas pruebas, Fernando Alonso, ni corto ni perezoso, cogió un coche y puso rumbo de nuevo a las comarcas de Tarragona. Tras un trayecto de hora y media por carretera, el doble ganador de las 24 Horas de Le Mans y vigente campeón del WEC se plantó en el parque de asistencia de PortAventura.

Muy interesado por cómo funciona este nuevo mundo de los rallyes para él, pudimos ver al de Oviedo conversar distendidamente con el líder del Mundial y más que posible campeón mañana, Ott Tänak, además de debatir con el director del equipo japonés, Tommi Mäkinen, y otros dirigentes de peso dentro del fabricante asiático.