WRC

- Kevin Muñoz

Elfyn Evans sueña con el triunfo en casa

El galés lidera el rallye de su país antes de la última etapa. Por detrás, cinco pilotos separados por sólo 13 segundos se jugarán el resto de plazas de podio. Dani Sordo, décimo.

Mañana puede ser un gran día…en Gales. Elfyn Evans ha dejado patente su dominio en el rallye galés y mañana tiene ante sí una oportunidad de oro para lograr su primera victoria en el Campeonato del Mundo de Rallyes.

El tercer piloto de M-Sport ha disfrutado en los embarrados tramos en una jornada maratoniana que ha constado de nueve especiales y más de 140 km cronometrados. Con las ruedas DMACK funcionando a la perfección en estas condiciones, Evans afrontará las últimas cinco especiales de la etapa de mañana con una ventaja de 53.1 segundos sobre Sébastien Ogier.

Ogier no ha querido arriesgar pensando en el campeonato. | Nikos Katikis

El francés, que mañana buscará su quinto título mundial consecutivo, ha terminado segundo tras lograr sobreponerse a la dureza de los dos últimos tramos nocturnos. En ellos, el de Gap ha llegado a romper uno de sus frenos, pero aún así ha logrado terminar por delante de un grupo formado por cinco pilotos que están separados por sólo 13 segundos.

A la zaga de Ogier, a escasas cinco décimas, se clasifica Thierry Neuville. El belga era segundo cuando en el penúltimo tramo ha perdido medio minuto por las duras condiciones del trazado. Igual le ha sucedido a Ott Tänak, que tras ceder 31 segundos en el TC15 se ha visto relegado a la sexta plaza.

Entre el belga de Hyundai y el estonio de M-Sport, Jari-Matti Latvala y Andreas Mikkelsen. El finlandés de Toyota intentará asaltar a las plazas de podio, mientras que el noruego querrá lograr su primer trofeo con la marca coreana.

El español de Hyundai sigue sin encontrarse cómodo en Gales | Helena El Mokni

Jornada aciaga para Dani Sordo y Marc Martí. Nunca han estado cómodos y en ritmo de cabeza sobre el lodo galés, pero con la llegada de la noche las cosas han ido todavía peor. Sin dar explicaciones, el español ha dejado patente su enfado, “un mal día”, ha declarado en la meta de la última especial.

Mañana tercera y definitiva etapa del Rallye de Gales. Por delante, cinco tramos y 41 km sin asistencia que decidirán el título de marcas – salvo hecatombe – a favor de M-Sport y que podría dejar sentenciado el de pilotos para Ogier. 

WRC