WRC

- Kevin Muñoz

Elfyn Evans también se pierde el Rallye de Alemania

El galés todavía no se ha recuperado de la lesión de espalda que sufrió en el Rallye de Estonia y que ya le hizo perderse la pasada cita en Finlandia. Su puesto lo ocupará, nuevamente, Gus Greesmith.

Pese a que las primeras previsiones situaban al piloto galés de vuelta para la décima prueba puntuable del Mundial de Rallyes que se celebrará en el asfalto alemán, finalmente el equipo M-Sport Ford se ha visto obligado a prescindir de su jefe de filas al no verse recuperado de la lesión sufrida hace unas semanas en Estonia.

Elfyn Evans se perdió el Rallye de Finlandia tras dañarse la zona lumbar en un fuerte aterrizaje mientras corría en la carrera de casa de Ott Tänak. Aunque la recuperación va por buen camino, el británico tampoco podrá tomar la salida en el Rallye de Alemania (del 22 al 25 de agosto).

“Elfyn está comprensiblemente frustrado por no estar de regreso en Alemania, especialmente en un punto tan crítico de la temporada. Todos sabemos de lo que habría sido capaz aquí, pero su salud es el factor más importante y debemos asegurarnos de que esté completamente recuperado y al 100% de forma antes de volver al volante. Él está haciendo todo lo posible para ayudar al proceso de recuperación y esperamos tenerlo de regreso para Turquía”, ha comentado Richard Millener, director deportivo de la formación.

Greensmith disputará su tercer rallye de la temporada con un Fiesta WRC. | McKlein

Nueva oportunidad para Greensmith
Ante la imposibilidad de contar con Evans, M-Sport Ford no ha dudado en dar continuidad a Gus Greesmith. El británico ya ha disputado dos pruebas esta temporada con el Fiesta WRC (Portugal y Finlandia), dejando algunos cronos interesantes y, esos sí, varios accidentes que le ha impedido completar ambos rallyes.

Pese a ello, la confianza de los hombres de Malcolm Wilson en el joven británico sigue intacta y por ello no han dudado en darle la oportunidad de debutar sobre asfalto con su World Rally Car en el próximo Rallye de Alemania.

“No puedo negar que el asfalto es mi superficie preferida, y tengo muchas ganas de ver qué puedo hacer con el Ford Fiesta WRC en Alemania”, ha explicado Greensmith tras anunciarse su participación. “Es un rallye en el que tengo mucha experiencia y Elfyn ya ha demostrado lo competitivo que es el coche en esta superficie. También gané mi último rallye en asfalto, y creo que podré acercarme mucho más a los pilotos de cabeza”.

El apoyo de su petrolera familiar, Crown Oil, está siendo muy importante. | McKlein

El apoyo de M-Sport Ford a Greensmith no es, como se dice coloquialmente, “por amor al arte”, ya que en los corrillos del Mundial se rumorea que ha aportado la friolera de 10 millones de euros para correr todas las pruebas de esta temporada alternando los Fiesta R5 y WRC. Este gran capital económico proviene de su familia, propietaria de la petrolera Crown Oil.

“Compartiré un test de tres días con Teemu la próxima semana para acostumbrarme al coche en asfalto, y planeo aprovechar al máximo cada kilómetro. Malcolm y Rich estaban contentos con el enfoque que tomé en el Rallye de Finlandia, y planeo hacer lo mismo en Alemania: aumentar nuestra velocidad en cada especial”, ha añadido Greensmith.