WRC

- Kevin Muñoz (Bostalsee, Alemania)

El mayor desafío del Rallye de Alemania: Panzerplatte

La zona de entrenamiento militar de Baumholder no da segundas oportunidades, sus temidos tramos de asfalto y hormigón serán los jueces de la cita germana.

Panzerplatte, que en español se puede traducir como blindaje o coraza. Esa será, un año más, la clave que decidirá –en gran medida- el resultado definitivo de esta edición del Rallye de Alemania. Pero, ¿qué es el temido Panzerplatte?

Ubicado a más de media hora al este del parque de asistencia de Bostalsee, a unos 30 km, en los alrededores de Baumholder, municipio de la región germana de Renania-Palatinado, encontramos el campo de entrenamiento militar que esta tarde acoge los cuatro últimos tramos de la segunda etapa de la cita teutona.

Completamente distinto
Los más de cien kilómetros que los equipos deberán recorrer por sus pistas, repartidos en dos tramos a los que se les dará dos pasadas, son únicos en el itinerario del Rallye de Alemania. Su naturaleza no tiene nada que ver con la del resto de especiales que completa el recorrido y su dificultad también es exponencialmente mayor a las otras pruebas.

Está claro que las pistas del Panzerplatte son para otro tipo de vehículos. | Hardwick / SUTTON

Con una versión corta de 10.17 km, a modo de súper especial para el público, y otra larga de 41.17 km, los tramos del Panzerplatte son, en la mayoría de ediciones del rallye alemán, los que han acabado dictando sentencia.

Con unas pistas que alternan el asfalto liso con zonas de hormigón, esos caminos se idearon para el entrenamiento de los tanques alemanes. Para que estos pesados vehículos se mantengan en la trazada, a lado y lado de las carreteras encontramos los archiconocidos, ‘hinkelsteins’. Estos menhires de piedra de aproximadamente medio metro de alto están anclados al suelo y cumplen su función a la perfección…con los tanques, no con los World Rally Cars.

Sin margen de error, los accidentes en estos tramos son siempre una constante. Para el recuerdo la fuerte salida de pista de Petter Solberg en 2004 con su Subaru Impreza WRC (vídeo abajo). Incluso este año, el triple campeón de Europa de la especialidad, el polaco Kajetan Kajetanowicz –que corre aquí con un Volkswagen Polo GTI R5-, llegó a reconocer públicamente el pasado miércoles que a su modo de ver, “el Panzerplatte es un tramo extremadamente peligroso”.

Petter Solberg crash in Germany 2004

A la inversa y completamente roto
Las dos versiones que se utilizan en la edición de esta temporada son totalmente diferentes a las que se celebraron en 2018. En su mayoría se correrán en la dirección opuesta, lo que es un reto todavía mayor para los pilotos y copilotos que, además, tendrán que hacer frente a 89 cruces de todo tipo.

McKlein

Por si fuera poco, durante los reconocimientos fueron muchos los equipos que sufrieron pinchazos y es que parece que las pistas militares están peor que nunca. “El Panzerplatte está muy roto, incluso la parte central de la pista está destruida. No sé si será por el frío del invierno o por el calor del verano, pero hay zonas completamente rotas, sin asfalto y con grandes rocas en medio de la trazada, por lo que será muy fácil pinchar”, nos comentaba al respecto el piloto de Toyota, Kris Meeke.

Sordo y sus opciones
“Pueden pasar muchas cosas, siempre es un tramo muy complicado y este año parece que no será una excepción”, nos avisaba Dani Sordo durante el reagrupamiento de este mediodía. El cántabro es uno de los pilotos que mejor se le da históricamente estos tramos.

Para muestra, un botón: desde que el Panzerplatte se estrenó en el WRC el año 2002, se ha celebrado 62 veces en todo tipo de versiones y configuraciones. El que más scratch ha cosechado en sus pistas de entrenamiento militar ha sido Sébastien Loeb, ganador de 15 tramos, seguido de su tocayo, Ogier, que ha hecho lo propio en 12 ocasiones. Por detrás de los franceses que han dominado el Mundial los últimos 15 años de manera interrumpida, Dani Sordo es el tercero con más triunfos en esta especial con 8 scratch en total.

Sordo siempre se le ha dado bien el Panzerplatte. | Vincent Thuillier

En unos minutos se ponen en marcha las primeras dos pasadas por estos tramos míticos y, con lo ajustada que está la clasificación del rallye, no sería descabellado pensar en que esta tarde tengamos muchos cambios entre los primeros clasificados. A ver qué tal se la da a Sordo, que es bastante optimista sobre sus posibilidades de seguir remontado posiciones después del problema con la caja de cambios que le hizo perder un minuto en la etapa de ayer.