WRC

- Kevin Muñoz

Dani Sordo: “Seguro que hubiésemos peleado por ganar”

El cántabro de Hyundai está convencido de que podría haber vencido el Rallye de Portugal de no haber sufrido una avería en la primera etapa.

Cuando no es para uno, no se puede hacer. Dani Sordo llegaba a la séptima cita del Mundial en un gran estado de forma y con plena confianza para hacer algo grande. Su posición de salida en la primera etapa le brindaba, además, una gran oportunidad de luchar por el triunfo ante los miles de españoles que cruzan todos los años la frontera para disfrutar de la carrera lusa.

Pero una vez más la fortuna fue esquiva al piloto de Puente San Miguel. Cuando rodaba en cabeza del rallye después de los dos primeros tramos, un fallo en el sistema de combustible de su i20 Coupé WRC lo dejó sin opciones en la tercera especial.

El cántabro estaba convencido de sus opciones al triunfo este fin de semana. | Fabien Dufour

“Es lo que hay, no se puede hacer nada, toca resignarse y seguir”, nos comentó Sordo al término de la etapa del sábado, más tranquilo tras la frustración vivida el viernes. “Está claro que viendo los tiempos de ayer y el ritmo que tenemos en este rallye, seguro que hubiéramos peleado por ganar. Está siendo una carrera muy dura para todos y estaríamos en la pomada”.

Un error infantil
El fallo técnico que sufrió el coche de Sordo fue el mismo que también echó por tierra las opciones de su compañero de equipo Sébastien Loeb. El problema que padecieron ambos i20 Coupé WRC era conocido por la formación, de hecho, es algo que se ha repetido ya en varias ocasiones y que, la diosa fortuna, ha querido que sea Sordo quien lo sufra en más de una ocasión.

Adamo estaba muy enfadado tras el error 'de bulto' que tuvo su equipo. | Fabien Dufour

Por este motivo las caras en Hyundai Motorsport tras el reporte de sus dos pilotos cayó como un jarro de agua fría. Los pasos para evitar este problema no se habían vuelto a ejecutar correctamente y otra vez tiraba por la borda una prometedora carrera para sus intereses.

Desde la dirección del equipo, encabezada por Andrea Adamo, ya se han buscando soluciones y repartido las responsabilidades. “Sabemos lo que es. Es un fallo no aceptable para un equipo que quiere ser campeón del mundo”, dijo el viernes el italiano, que tiene un gran temperamento y que está poniendo firmes a todos los integrantes de Hyundai.