WRC

- Kevin Muñoz. Fotos: Ford M-Sport.

El día que Dani Sordo fue piloto oficial Ford

En el Rallye de Argentina de 2012, el piloto español se subió a uno de los Fiesta RS WRC oficiales para sustituir al lesionado Jari-Matti Latvala.

Hace cinco años, Dani Sordo disputó el Rallye de Argentina como piloto oficial Ford. El español corrió la prueba con sede en Villa Carlos Paz al volante de uno de los Fiesta RS WRC del equipo de Malcolm Wilson en sustitución a Jari-Matti Latvala.

Sordo siempre recordará la edición de 2012 de la clásica carrera sudamericana. Semanas antes a la disputa del rallye, Latvala, que por aquel entonces era jefe de filas de la marca estadounidense, se rompía la clavícula izquierda mientras practicaba esquí de fondo – o al menos esa fue la razón oficial del incidente – en el norte de Finlandia.

Ante la imposibilidad de contar con la participación del finlandés, Malcolm Wilson se vio en la tesitura de buscarle un reemplazo para la inminente prueba de Argentina. El británico tenía sobre su mesa varias opciones: podía ascender al volante oficial a algunos de los pilotos satélites que contaba ese momento en la estructura de M-Sport como Mads Ostberg, Ott Tänak o Evgeny Novikov. Pero la necesidad de contar con un piloto de garantías, que fuese capaz de pelear por las plazas de podio, le hizo fijarse en Dani Sordo.

Sordo y Del Barrio rodaron siempre en posiciones de podio | FORD
Sordo y Del Barrio rodaron siempre en posiciones de podio

Aquella temporada 2012 el cántabro estaba involucrado en el proyecto ya casi moribundo de MINI y Prodrive. Era su segunda campaña con los ingleses y el programa, que en su inicio debía ser completo y oficial, se redujo considerablemente por las diferencias entre el preparador y la marca. De este modo, Sordo no disputó todos los rallyes del calendario y cuando recibió la llamada de Wilson no se lo pensó dos veces y aceptó. Lógicamente, Prodrive – ante la imposibilidad de ofrecerle una alternativa competitiva - dejó que el chico de Punte San Miguel pudiese correr para uno de los equipos oficiales del campeonato.

Dani Sordo y Carlos del Barrio lucieron con orgullo los colores de la marca del oval azul durante la cita de Argentina. No sólo eso, además cuajaron un rallye sensacional, sin fallos y sólo la rotura de la correa del alternador – que se rompió, para más inri, antes del último tramo - impidió a la pareja española subir al tercer escalón del podio por detrás de la dupla Loeb-Hirvonen de Citroën. Fue una lástima, pero la demostración ya estaba hecha.