WRC

- Kevin Muñoz

Dani Sordo: "Estoy un poco decepcionado"

El español de Hyundai tiene muy claro que hubiera optado a la victoria en el Rallye de Portugal de no haber sufrido el problema mecánico en la etapa del viernes.

Cuando uno da el máximo de sus posibilidades y el azar, la fortuna o el destino, llámenlo como quieran, le impide concretar su objetivo, no te puedes reprochar nada. Ese es el regusto amargo que le ha dejado el Rallye de Portugal a Dani Sordo.

El cántabro llegaba a Oporto con las ideas muy claras, como se dice en el argot de la competición, “suero o champán”. La cita lusa siempre ha sido una de las que mejor se adaptan al estilo de pilotaje del piloto de Hyundai y en esta edición, partiendo décimo en la primera jornada, las circunstancias se alineaban para verle pelear por el cajón más alto del podio.

Su scratch en el primer tramo así lo acreditó. Líder después de la segunda especial del rallye, un reincidente fallo técnico en el sistema de combustible de su i20 Coupé WRC le arrebató, en un abrir y cerrar de ojos, la victoria soñada el domingo al final del Power Stage en el mítico tramo de Fafe, ‘La Catedral’ de los rallyes.

“Estoy un poco decepcionado”, ha reconocido el de Puente San Miguel al finalizar la carrera con sede en Matosinhos. “No tengo ningún tipo de duda de que visto los tiempos que hemos marcado durante todo el rallye hubiéramos peleado con los tres de delante”.

Sordo es conocedor de que en Italia tendrá otra gran oportunidad de pelear por el triunfo. | Helena El Mokni

Pese a la desilusión y bajón que supuso el problema en la mañana del viernes, Dani Sordo y su copiloto, Carlos del Barrio, no bajaron los brazos en ningún momento. Además, el apoyo de los miles de aficionados españoles que han abarrotado las cunetas lusas les daba fuerzas para seguir.

“Tanto el sábado como el domingo estábamos en tierra de nadie, es difícil motivarse para correr en estas condiciones. Pero nunca nos rendimos y hemos ayudado al equipo en todo lo que hemos podido”, ha comentado Sordo.

Al quedarse sin opciones a la general tan temprano, el cántabro ha podido utilizar algunos de los tramos de Portugal a modo de test para preparar su próxima carrera, el Rallye de Italia en Cerdeña dentro de dos semanas.

“Hemos probado algunas cosas, habían tramos parecidos a los de Italia. Estoy motivado y espero quitarme la espina allí, aunque es un rallye que no corrí el año pasado”, ha concluido el cántabro que, si afronta con la misma mentalidad que esta la prueba de la isla mediterránea de buen seguro será uno de los favoritos al triunfo.