WRC

- Kevin Muñoz

¿Cuánto cuesta un WRC 2017?

Las nuevas bestias del Mundial de Rallyes no sólo batirán récords de velocidad en los tramos, también en las cuentas corrientes.

Citroën C3, Hyundai i20 Coupé, Toyota Yaris y Ford Fiesta, todos ellos coches compactos y pequeños, que nutren las carreteras de la mayoría de países desarrollados por su buena relación calidad-precio-prestaciones. Pero, la pregunta que buscamos responder hoy es otra, ¿cuánto cuestan sus homólogos del WRC?

Esa misma cuestión se han realizado los compañeros de ‘RedBulletin’, que han indagado y estimado el coste económico aproximado de las nuevas bestias que reinarán en el Campeonato del Mundo de Rallyes.

Hyundai Motorsport | Worldwide Copyright: Hyundai Motorsport GmbH / Helena El Mokni
Con este Hyundai i20 Coupé WRC correrá Dani Sordo en 2017

Partiendo de la base de que las versiones de serie de estos cuatro modelos rondarían un precio medio de 15.000 euros, los World Rally Cars de 2017 de Citroën, Hyundai, Toyota y Ford multiplicarían este valor en más de… ¡300 veces!

Una auténtica salvajada que se lanza hasta una horquilla de 600.000 hasta 900.000 euros. Pero ahí no termina la inversión, ya que ese sería el precio del coche en tus manos, pero una vez comprado, ¿habrá que hacerlo correr, no? ¡Sorpresa! La factura no termina aquí, es más, se incrementa exponencialmente.

Citroën vuelve al WRC con este potente C3

Para entender mejor el ‘mantenimiento’ y uso de estas sofisticadas máquinas de devorar kilómetros cronometrados, os mostramos los precios aproximados de cada importante área del coche:

  • Estructura del coche: 50.000 €
  • Transmisión y eje de transmisión: 80.000 €
  • Motor: 200.000 €
  • Chasis: 120.000 €
  • Neumáticos y llantas: 5.000 €
  • Kit aerodinámico: 30.000 €
  • Equipamiento interior: 14.000 €
  • Electrónica: 70.000 €
  • Frenos: 16.000 €
  • Horas de trabajo, ‘mano de obra’: hasta 100.000 €

Resumiendo, si pudieseis ser una especie de Martin Prokop a la española y costearos un programa mundialista al volante de uno de los nuevos World Rally Cars que debutarán en el próximo Monte Carlo, vuestras cuentas corrientes deberían beber de unas más que generosas fuentes de billetes (a poder ser de color morado).

Sin duda, el Toyota Yaris WRC tiene la trasera más radical

Dicho esto y aún teniendo en cuenta la más que destacable factura final, nos volvemos a plantear una cuestión igual de importante que el precio de un World Rally Car 2017. Si uno siente auténtica pasión por los rallyes y se lo puede permitir, ¿no creéis que nos gastaríamos semejante cantidad de dinero para cumplir nuestro sueño?