WRC

- Kevin Muñoz

Córcega y Alemania, en la cuerda floja

Los dos rallyes de asfalto puro del Mundial tienen muchos números de quedarse fuera del calendario de 2020.

En apuros. El Tour de Corse y el Rallye de Alemania tienen todas las papeletas para no formar parte del Campeonato del Mundo de 2020. Con la más que posible incursión en el calendario de Japón (asfalto) y del Safari de Kenia (tierra), el promotor del certamen vería con buenos ojos deshacerse de las dos citas europeas.

Desde que hace un lustro llegó WRC Promoter a la dirección del Mundial, su director, Oliver Ciesla, siempre ha reconocido que su intención era incrementar el número de pruebas –aunque los equipos han vetado disputar más de 14 rallyes- y hacer llegar el campeonato a todos los continentes.

Para entrar, dejen salir
Con esta premisa, llevan años trabajando para el regreso de dos rallyes que ya formaron parte del calendario en el pasado y que con diferentes impulsos e intereses económicos respaldándoles ahora tienen casi asegurada su presencia para 2020.

Los tramos entre viñedos ya son un clásico del Rallye de Alemania. | Jaanus Ree/Red Bull Content Pool

El Tour de Corse es un rallye histórico, mítico, pero su gran hándicap es la localización. Los promotores del Mundial no quieren más rallyes en islas pequeñas y eso unido a que el Montecarlo se disputa en su mayoría en territorio francés hace pensar a los dirigentes que nuestro país vecino ya tiene ocupado su cuota de protagonismo.

Diferente es la situación de Alemania. Tras su inclusión en el WRC en 2002, ha sido un fijo del calendario con su peculiar recorrido de asfalto. Pero año a año ha ido perdiendo apoyo de las instituciones y la retirada de Volkswagen tampoco ayudó. Ahora, sin grandes argumentos a los que atenerse, parece sentenciado.

Sainz disputó la última edición mundialista del Safari en 2002. | Motorsport

A punto de caramelo
A la espera de que la FIA publique el primer borrador del calendario de 2020 –se espera para mediados de verano-, WRC Promoter se encuentra en plena fase de negociación con los diferentes organizadores para cerrar el regreso de Japón y Kenia.

El rallye del país del sol naciente tiene detrás el apoyo del gobierno de la región y el sustento económico de Toyota, mientras que en el Safari las autoridades keniatas están haciendo un gran esfuerzo para traer de vuelta el Mundial a África y en las próximas semanas celebrarán la edición de 2019 de su rallye que servirá de preinspección.