WRC

- Kevin Muñoz

Conociendo al equipo Toyota por dentro

La formación nipona dirigida por Tommi Mäkinen nos abrió sus puertas durante el pasado Rallye Cataluña.

Nos citaron a media jornada del viernes del Rallye Cataluña cerca de Reus. En una típica masía catalana empezaba la experiencia VIP que diez afortunados saboreamos gracias a Toyota España.

Con un programa súper completo y detallado, el primer plato, fuerte: seguir los tramos del viernes en helicóptero. El fabricante japonés fletó varios ‘pájaros’ para poder ver las áridas especiales tarraconenses desde un punto de vista completamente nuevo para cualquier aficionado. A la flota se le sumó toda la tarde un invitado de excepción: Tommi Mäkinen.

El hospitality que montó el equipo Toyota en la parte final del tramo de La Fatarella-Vilalba. | Kevin Muñoz

A la sensación indescriptible de aterrizar en un tramo minutos antes de su disputa, se le sumaban los hospitalities exclusivos. Café, refrescos y demás placeres que degustábamos previo paso de los World Rally Car en las carpas montadas por la empresa de un clásico de la especialidad, Bernard Occelli, campeón del mundo de rallyes junto a Didier Auriol.

El sábado amaneció lluvioso y frío, con colapso de tráfico incluido en la salida del tramo de Montmell. El grupo, formado por periodistas especializados, influencers de redes sociales y una pareja ganadora de un concurso organizada por la propia Toyota, siempre estuvo bien guiado por los miembros de la marca nipona.

Los participantes de esta experiencia VIP organizada por parte de Toyota España en el Rallye Cataluña. | Kevin Muñoz

Tras mucho barro y agua, visita especial a las entrañas de la asistencia de Toyota GAZOO Racing. Qué hay detrás de un equipo de rallyes, cómo trabajan sus mecánicos, el funcionamiento preciso de la logística y mucho más. Eso sí, nada de fotografías para salvaguardar los secretos más preciados del coche más victorioso de la temporada, el Yaris WRC.

El domingo levantó más frío y emocionante ante el incierto desenlace final de un rallye histórico. La suerte no sonrió a Toyota, pero no por ello la vivencia fue menor. Todos los integrantes descubrimos una nueva forma de disfrutar de nuestra pasión. No sé si podré repetir en un futuro, lo que sí tengo muy claro es que cuando uno se acostumbra al caviar es difícil volver al jamón york.