WRC

- Kevin Muñoz (Salou)

La conjura de Toyota en el RallyRACC: a por los dos títulos

Con Ott Tänak dependiendo de sí mismo para cantar el alirón el domingo, los hombres de Tommi Mäkinen también centran sus esfuerzos en tomar la delantera en Constructores.

Con seis victorias en el zurrón, la temporada de Ott Tänak está siendo para enmarcar. El introvertido piloto estonio tomará la salida del Rallye Cataluña al frente de la clasificación general con 28 puntos de ventaja respecto a su máximo perseguidor, Sébastien Ogier, con sólo 60 en juego en las dos últimas carreras del año.

El jefe de filas de Toyota nos ha dejado claro, en los prolegómenos del rallye organizado por el RACC, que pese a su buena situación en el campeonato afrontará la prueba de Salou con la máxima tranquilidad y normalidad, conociendo la presión que tiene sobre sus hombros y sabiendo que su objetivo es no cometer errores que puedan lastrar su sólida renta como líder del campeonato.

Meeke y Latvala, punto y más puntos
Si Tänak está centrado, obviamente, en su asalto al título, sus dos compañeros de equipo, Kris Meeke y Jari-Matti Latvala, tiene otro objetivo común: el Mundial de Constructores.

Meeke atendió a los medios españoles en los prolegómenos del RallyRACC. | Juan Petisco

Toyota llega a España en segunda posición a sólo ocho puntos de Hyundai y el equipo dirigido por Tommi Mäkinen pretende salir de esta penúltima cita de la temporada con el liderato en sus manos. Para ello, el simpático norirlandés y el carismático finlandés deberán concretar buenas actuaciones, algo que en el caso de Meeke, que reside en Andorra y que considera el Rallye Cataluña como su segunda prueba de casa, se ha venido repitiendo desde la vuelta del verano.

“Encontrar el compromiso entre atacar y conservar siempre es difícil. La mejor manera de ayudar a Toyota es ganando, sumando el máximo de puntos”, nos reconocía ayer Meeke a la prensa española.

La misma idea se hacía suya el piloto con más pruebas mundialistas a sus espaldas, Latvala. El finlandés volador dejaba claro que su meta en Cataluña no es otra “que brindar el máximo de puntos a Toyota”, lo que permitiría al fabricante japonés intentar reeditar el título de constructores que se adjudicaron la pasada campaña en su segundo año en la especialidad tras su vuelta al Mundial en 2017.