WRC

- J.M. Fernández Pellón

Citroën quiere a Sainz en su C3 WRC 2017

Carlos Sainz podría probar en las próximas semanas el nuevo Citroën WRC 2017. Yves Matton le ofreció esa posibilidad durante el Rallye de Portugal y el español aceptó encantado.

En marzo de 2014 se hizo público el fichaje de Carlos Sainz por Peugeot, marca con la que ha competido en los últimos años en el Dakar. El hecho de que Citroën, firma con la que Sainz compitió en sus últimos años en el Mundial de Rallyes, sea una de las marcas del Grupo PSA ha abierto la posibilidad de que el bicampeón del mundo español pueda ponerse a los mandos del nuevo C3 WRC 2017.

En esta etapa en Peugeot Sainz se ha vinculado en diferentes actividades de la marca, siendo el impulsor, en 2015, del Peugeot España Racing Team, equipo que permitió a José Antonio Suárez “Cohete” y a Pepe López, competir y ganar, la 208 Rally Cup, la copa monomarca que la marca gala tiene en su país y cuyo premio es un volante oficial.

En su encuentro en el Rallye de Portugal al que Sainz acudió en calidad de comentarista de Red Bull TV trabajo para el que incluso se puso al volante de un Peugeot 208 T16 R5 junto a Luis Moya, Yves Matton le propuso al español que pudiera probar uno de los nuevos C3 WRC 2017. El interés de este test es mutuo, puesto que mientras Sainz deseaba ponerse al volante de este coche para conocer el funcionamiento de los últimos WRC construidos, más potentes y rápidos que los anteriores, a Matton le interesa conocer la opinión de un piloto de la talla de Sainz. El punto en el que el patrón quiere conocer las conclusiones de Sainz se centra especialmente en las reacciones de las suspensiones traseras del C3 sobre tierra, que al parecer están dando bastantes quebraderos de cabeza a los pilotos del equipo.