WRC

- Redacción

Citroën y los pilotos españoles, unidos en el Mundial

Una de las marcas que más éxitos ha dado al automovilismo español en el Mundial de Rallyes ha sido Citroën. Con los franceses ganaron Sainz, Puras, Sordo…

Puede que el próximo sea Pepe López, quién sabe.

El hecho es que muchos de los éxitos logrados por nuestros compatriotas en el Campeonato del Mundo de Rallyes han sido conseguidos pilotando un Citroën. Parece casualidad, pero quizá no lo sea tanto si se hace un repaso a el cómo y el por qué de esto.

Desde la victoria alcanzada por Jesús Puras en el Tour de Corse de 2001, pasando por las que protagonizó años después Carlos Sainz, hasta que Dani Sordo presidió a su vez el podio del Rallye de Alemania hace ahora seis años, Citroën siempre se ha “llevado” bien con nuestros pilotos.

Jesús Puras fue el primer español en triunfar con Citroën. | Citroen

El palmarés deportivo de Citroën en el Mundial de Rallyes, la disciplina donde más éxitos ha cosechado la marca durante sus cien años de historia, está íntimamente ligado a nuestro país. No sólo por ser el RallyRACC el marco donde tuvo lugar el primer triunfo de un vehículo construido por la compañía francesa en la máxima categoría de esta especialidad (a finales de mayo de 1999, con Philippe Bugalski, Jean-Paul Chiaroni y el arrollador Citroën Xsara Kit-Car); también, por la diversidad de hazañas que los vehículos del doble chevrón han protagonizado en el Campeonato del Mundo de Rallyes (WRC) portando la bandera de nuestro país. No en vano, la práctica totalidad de los títulos y victorias, concernientes a esta especialidad, que ha festejado el automovilismo español durante las últimas dos décadas, se han producido con el sello y la tecnología de Citroën.

El primer piloto nacional que hizo historia a nivel mundial como abanderado de la marca fue Jesús Puras. Uno de los iniciadores del espléndido palmarés que atesora Citroën en un certamen donde comenzó a dejar huella, entre otros, con el santanderino. Antes de proclamarse campeón de España por sexta vez como abanderado del doble chevrón, el cántabro alcanzó, a finales de octubre del 2001, el clímax de su carrera deportiva, al ganar por primera vez una prueba del Mundial. Nada menos que el mítico Tour de Corse. El rallye más emblemático para los especialistas de asfalto como Puras que, acompañado a su diestra por Marc Martí, logró la meta que persiguió durante años de consagrarse en la máxima categoría.

Aquel supuso también un triunfo memorable para Citroën. Dos años después de que el equipo hubiese sumado, también en Córcega, su segundo triunfo absoluto, la evolución tecnológica del Xsara Kit-Car, el World Rally Car, el primer vehículo de estas características que fabricó la marca, el mismo con el que Sébastien Loeb y Daniel Elena conquistarían más adelante sus tres primeros títulos mundiales, se alzó victorioso por vez primera en manos de Jesús Puras y Marc Martí.

Por aquel entonces, la dupla más laureada de la historia de este deporte acababa de comenzar su andadura internacional, a bordo de un Citroën Saxo con el que se proclamaron esa misma temporada campeones del Mundo Súper 1.600. Una categoría de acceso al Mundial, destinada a jóvenes pilotos, que sentó las bases del actual Campeonato del Mundo Júnior, constituido en 2002, nuevamente con colorido español.

Solá fue campeón del mundo Júnior con un Citroën C2. | FRANCOIS BAUDIN

Dani Solà, un prometedor piloto catalán que había despuntado en nuestro país al volante de un Citroën Saxo F3, inauguró el historial del certamen, proclamándose campeón, al igual que Loeb, empleando la exitosa versión Súper 1.600 que se desarrolló sobre el modelo del doble chevrón.

El osonés y su copiloto, Álex Romaní, conquistaron el primer título que archivó Citroën en el palmarés del Campeonato del Mundo Júnior, donde figura también como la marca más laureada, con siete entorchados. Uno de ellos –el segundo–, forjado por otro dueto español: el que constituyeron a mediados de la pasada década Dani Sordo y Marc Martí. El único navegante que ha triunfado en el Mundial tripulando a dos pilotos distintos del equipo Citroën: primero, Jesús Puras, y, a continuación, Carlos Sainz.

Cuando fichó por la marca francesa para la temporada 2003, el bicampeón madrileño designó al catalán como su copiloto a lomos del Xsara WRC con el que realizó sus últimas actuaciones en el Campeonato del Mundo de Rallyes, redondeando, además, sus 26 triunfos absolutos (cifra récord hasta entonces), al ganar como piloto Citroën los rallyes de Turquía 2003 –el primero sobre tierra que conquistó la marca– y Argentina 2004. Un colofón ideal a la prolífica carrera del piloto español más laureado en la disciplina de los tramos cronometrados.

Cuando Carlos Sainz se retiró del Mundial, Marc Martí pasó a competir a la derecha de Dani Sordo, un campeón en ciernes por aquel entonces, que, guiado por el barcelonés, se adjudicó de una tacada, en el año 2005, el Campeonato del Mundo Júnior y el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto, pilotando un C2 Súper 1.600. Sucesor del Saxo dentro de esta categoría. El coche con el que el cántabro se labró un puesto oficial en el equipo Citroën Racing, al que brindó numerosos podios como compañero de Sébastien Loeb, durante la singladura mundialista del C4 WRC.

Carlos Sainz también triunfó con Citroën en el WRC.   | Citroen

Tras un paréntesis de dos años, Dani Sordo se reincorporó a la escuadra de Versalles para la temporada 2013, cuando estaba ya en liza el tercero de los cuatro modelos correspondientes a la categoría reina que ha desarrollado la marca hasta la fecha: el Citroën DS3 WRC. La montura que propició los dos últimos títulos del nueve veces campeón del Mundo, Sébastien Loeb, y la victoria más reseñable que ha logrado durante su trayectoria deportiva el piloto de Puente San Miguel, vencedor, junto a su paisano, Carlos del Barrio, del Rallye de Alemania de 2013. La cita mundialista que más veces ha ganado Citroën –nada menos que 11–, donde volvió a ponerse de manifiesto, a finales de agosto de aquel año, el idilio histórico que se estableció, hace ya casi dos décadas, entre el emblema del doble chevrón y el porvenir del automovilismo español.

En esta temporada de 2019, Citroën ha vuelto al Nacional de Rallyes dando cobertura a una figura en ciernes: Pepe López. El madrileño ha ganado los dos rallyes de asfalto en los que ha participado, Sierra Morena e Islas Canarias, con un Citroën C3 R5, esta última prueba valedera nada menos que para el Campeonato de Europa. De momento el programa de Pepe no es mundialista, pero quien sabe si el joven piloto de Madrid no será el próximo socio de nuestro país de Citroën en el Mundial de Rallyes. Tiempo al tiempo.

 

ÉXITOS ESPAÑOLES CON CITROËN:

2001: Jesús Puras- Marc Martí (Citroën Xsara WRC), vencedores del Tour de Corse

2002: Dani Solà-Álex Romaní (Citroën Saxo Súper 1.600), campeones del Mundo Júnior

2003: Carlos Sainz-Marc Martí (Citroën Xsara WRC), vencedores del Rally de Turquía

2004: Carlos Sainz-Marc Martí (Citroën Xsara WRC), vencedores del Rally de Argentina

2005: Dani Sordo-Marc Martí (Citroën C2 Súper 1.600), campeones del Mundo Júnior

2013: Dani Sordo-Carlos del Barrio (Citroën DS3 WRC), vencedores del Rally de Alemania