WRC

- Redacción

"En caso de duda, gas a fondo"

La semana pasada se cumplió el décimo aniversario de la muerte de Colin McRae, un piloto espectacular, como su frase preferida “en caso de duda, gas a fondo”.

El escocés tuvo sus mejores años en el equipo Subaru de Prodrive en los años noventa, antes de terminar su carrera en Ford, Citroën y Skoda.

Logró 25 victorias en rallyes del WRC de 146 participaciones y en 1995, a la edad de 27 años, se convirtió en el piloto más joven en ganar el título mundial de pilotos. Es un récord que todavía hoy se mantiene vigente.

Fiel a su lema “en caso de duda, gas a fondo”, McRae era siempre uno de los pilotos más esperados para ver, y se le recuerda tanto por su valentía y espectaculares accidentes en los tramos como por sus éxitos. Sus fans lo amaban de cualquier manera, y McRae se desvivía por ello, gracias en parte al videojuego más vendido que llevaba su nombre.

Once meses después de su participación final en el Rallye de Turquía, McRae perdió la vida en un accidente de helicóptero en Escocia el 15 de septiembre de 2007 junto a su hijo Johnny y dos amigos de la familia. Una década después, la influencia de McRae todavía se siente en la comunidad del WRC.

Las banderas escocesas que llevan su nombre sus familiares en los tramos y él es citado a menudo como inspiración por la generación actual de pilotos de WRC, como recientemente Kris Meeke, que dedicó su primera victoria en el WRC en el Rallye de Argentina de 2015 a su mentor.

David Richards fue el director de Colin en el equipo Subaru cuando se aseguró el título del WRC.

"La gente habla de leyendas deportivas, y diez años después de su fallecimiento, y dos décadas después de su apogeo en el Campeonato del Mundo de Rallyes, Colin McRae sigue siendo uno de los nombres más reconocidos e icónicos de los rallyes", dijo Richards.

Momentos mágicos de McRae

1. Nunca te rindas en Finlandia

Al principio de su estancia en Subaru, la táctica de Prodrive de McRae para el Rallye de los Lagos 1000 de Finlandia de 1992 era tomarlo con calma y ganar experiencia. En su lugar, ofreció una mezcla característica de velocidad, valentía y determinación. Su negativa a renunciar al volante de un dañado Legacy, a pesar de volcar una y otra vez, copó titulares y se ganó el estatus de héroe entre los aficionados de rallyes de todo el mundo.

2. Primer triunfo en el  WRC

Fichado por el Subaru World Rally Team para 1993, Colin llevó un Legacy de Grupo A a la victoria en el Rallye de Nueva Zelanda. Fue su primer triunfo en el WRC, el primero para el equipo debutante de Subaru y uno de los aspectos más destacados de McRae de su carrera en WRC. Volvió a ganar el rallye en 1994 y 1995.

3. Primera victoria en casa

El Subaru Legacy fue reemplazado por el Impreza 555, y fue en este modelo con el que McRae se anotó su primera victoria en la cita de casa en el WRC, en la ronda final de la temporada 1994, en el Network Q RAC Rally.

4. Campeón del Mundo de Rallyes

Doce meses después, McRae estaba celebrando un nuevo éxito en Gran Bretaña. Esta vez, él y su copiloto Derek Ringer lucharon contra su compañero de equipo de Subaru, Carlos Sainz, para ganar el rallye y hacerse con el título de pilotos del WRC de 1995. A la edad de 27 años y 109 días, McRae se convirtió en el ganador más joven de la historia del WRC, tomando el honor de Juha Kankkunen que tenía 27 años y 249 días de edad cuando ganó en 1986.

5. Maestro del Safari

En 1999 McRae fichó por Ford donde permanecería cuatro años y lograría nueve triunfos más en el WRC. Su primera victoria para el óvalo azul llegó en el Safari de Kenia, solamente su tercer rallye con el Focus RS. McRae ganó el Safari en tres ocasiones, primero con Subaru en 1997, y otra vez con Ford en 2002.