WRC

- Redacción

El C3 R5, multado en Córcega

El coche de la marca francesa tuvo problemas con el procedimiento de homologación en el Rallye de Córcega, y al terminar la prueba fue multada con 10.000 euros.

La noticia fue comunicada a la marca una vez concluido el rallye en el que Yoann Bonato había terminado en segunda posición de WRC2, tras Jan Kopecky (Skoda).

El problema radicó, al parecer, en el procedimiento de homologación y errores en la ficha del coche, lo que se tradujo en una verificación final y la consiguiente multa en metálico, pero que no afectó a la posición final de Yoann Bonato en el rallye, 10º en la general, y 2º en WRC2.