WRC

- Kevin Muñoz

El lado bueno de las cosas

Elfyn Evans intenta quedarse con lo positivo de su actuación en el pasado Rallye Tour de Corse.

Al revés de la mítica frase del exentrenador del FC Barcelona, Louis Van Gaal: “siempre negativo, nunca positivo”. Elfyn Evans y M-Sport Ford han sacado positivas conclusiones del pasado Rallye de Francia, donde un pinchazo en el Power Stage les privó de una merecida victoria en Córcega.

Pese a la mala fortuna que sufrió, finalmente terminó tercero en la cuarta cita puntuable del Mundial de Rallyes, el piloto galés está dispuesto a pasar rápidamente página y afrontar con la máxima ambición lo que resta de campaña.

“Tal vez no sea el resultado que queríamos, pero el ritmo está ahí y creo que todos podemos estar confiados con este inicio", explicó Evans. "Hemos tenido un comienzo de temporada bastante bueno hasta ahora y estoy muy contento con el Fiesta WRC en las cuatro primeras pruebas. Los chicos de M-Sport están trabajando excepcionalmente duro y haciendo mejoras todo el tiempo. No veo ninguna razón por la que no podamos continuar en esta línea en los próximos rallyes".

Pese al pinchazo final, Evans demostró que tanto él como su Fiesta optan a las victorias. | Jaanus Ree/Red Bull Content Pool

Y es que el rendimiento tanto en México como en Francia del británico y su coche ha sido más que bueno. En tierra y asfalto, el Fiesta WRC ha demostrado que no ha perdido competitividad tras la marcha a final de 2018 de Sébastien Ogier. Además, sentirse el jefe de filas del equipo le ha sentado de lujo a un Elfyn Evans que en Córcega dejó sorprendido a más de uno.

Por su parte, el director del equipo M-Sport Ford, Richard Millener, admitió que el pinchazo en la última especial fue muy duro.

"Elfyn y Scott fueron el equipo más rápido y demostraron a todo el mundo de lo que son capaces con el Fiesta WRC. Esa primera especial del domingo por la mañana fue sensacional y no creo que nadie pueda decir que no se merecía la victoria. Perder el triunfo en el último tramo fue un golpe duro para todo el equipo, pero hay que tener en cuenta los aspectos positivos, y hubo muchos en el Tour de Corse", añadió el director británico.