WRC

- Kevin Muñoz

El brutal accidente de Kris Meeke en Argentina

El piloto británico de Citroën no tuvo su mejor actuación en el Rallye de Argentina. Afortunadamente, tanto él como su copiloto resultaron ilesos de este impresionante accidente en la jornada del sábado.

Cuando las cosas van mal, siempre pueden ir a peor. Kris Meeke experimentó en sus propias carnes la popularmente conocida como ‘Ley de Murphy’. El británico de Citroën vivió un Rallye de Argentina para olvidar, el viernes, cuando era segundo en la clasificación general, volcaba su Citroën C3 WRC.

El impacto, de naturaleza imponente, dejó muy dañado el coche francés. Tras abandonar, los mecánicos de Citroën demostraron su increíble capacidad para reparar y en sólo tres horas dejaron como nuevo el World Rally Car del piloto de Úlster.

Para recompensar a sus compañeros de fatigas, al bueno de Meeke no se le ocurrió otra cosa que marcar algunos scratch en la etapa del sábado. Y así fue, el norirlandés era el más rápido en los tramos 11 y 12 de la prueba sudamericana. Todo iba bien hasta que, como indica la famosa ley popular, salió mal. Todavía peor a lo experimentado 24 horas antes.

En el TC14 y sin opciones a pelear por un buen resultado, Meeke atacaba al máxima en una zona rapidísima, cometía un error y tras ello, el desastre. Seis vueltas de campana y media después su maltrecho C3 WRC aterrizaba violentamente sobre un lecho rocoso. Allí acababa su participación en Argentina y, afortunadamente, tanto el británico como su copiloto, Paul Nagle, salían ilesos de tan tremendo accidente.