WRC

- Redacción

Andrew Cowan, adiós al “profe” de Makinen

El ex director de Mitsubishi Ralliart estuvo al frente del equipo en la época en la que Makinen consiguió sus cuatro títulos consecutivos en el Mundial de Rallyes.

Cowan falleció en el hospital el martes pasado a la edad de 82 años. Dirigió Mitsubishi Ralliart Europe, y guió a Tommi Mäkinen en sus cuatro títulos consecutivos de pilotos del WRC de 1996 a 1999. El equipo también ganó la corona de los fabricantes en 1998.

Andrew nació en 1936, y se crió en el pequeño pueblo de Duns, en la región de Borders de Escocia, donde se hizo amigo cercano del futuro campeón mundial de Fórmula 1 Jim Clark.

Después de asociarse con su club de motor local, Cowan comenzó a mostrar su inquietud por el automovilismo y en 1962 ganó el Rallye de Escocia con un Sunbeam Rapier, repitiendo victoria al año siguiente.

Cowan ganó el Londres-Sidney de 1968, que cubrió casi 17.000 km en Europa y Australia, en un Hillman Hunter junto a Colin Malkin y Brian Coyle. Repitió su éxito en 1977, en una ruta de 30.000 km con Malkin y Mike Broad en un Mercedes-Benz 280E.

También ganó el Southern Cross Rallyes de Australia cinco veces entre 1972 y 1976 y el rallye más largo del mundo, el maratón sudamericano de 32.000 km en 1978. Terminó el agotador Rallye Safari de Kenia entre los cuatro primeros en cuatro ocasiones y fue segundo en el Rallye Dakar de París en 1985.

Su reputación como el mejor piloto de rallye de larga distancia de Gran Bretaña le valió a Cowan muchos premios, incluido el Trofeo Jim Clark Memorial y el Trofeo John Cobb del British Racing Drivers Club por sus sobresalientes éxito.

En 1983 estableció una sede británica en Rugby para ejecutar las actividades deportivas de Mitsubishi Motors. Andrew Cowan Motorsports evolucionó a Mitsubishi Ralliart Europe y Cowan y Mäkinen consiguieron 22 victorias en el WRC entre 1996 y 2001.

Cowan también le dio a Richard Burns su gran oportunidad en el WRC. El británico ganó el Rallye Safari y el Rallye de Gran Bretaña en 1998 durante su estancia de tres temporadas con el equipo.

Mitsubishi se hizo cargo del negocio y Cowan permaneció con la compañía hasta su jubilación, cuando regresó a Escocia, donde cultivó 700 acres de tierra cerca de Berwick-upon-Tweed.