WRC

- Redacción

Alemania, primer rallye de asfalto del año

El ADAC Rallye de Alemania es la primera cita de asfalto de la temporada, que seguirá con el Tour de Corse a finales de septiembre.

El rallye con sede en Trier es la primera prueba de asfalto puro de la temporada y los equipos deberán saber que si quieren permanecer en la carrera por el campeonato, tienen que cambiar sus sensaciones al volante tras seis rallyes consecutivos sobre tierra.

Pero el Rallye de Alemania no es una carrera donde los equipos puedan bajar la guardia. Con tres tipos de carreteras que componen el itinerario de 18 tramos de la novena cita del campeonato volverá a ser sumamente técnica y exigente.

Después de comenzar la noche del jueves con una ceremonia habitual frente a la histórica Porta Nigra en Trier, la acción competitiva se pondrá en marcha el viernes por la mañana, cuando los equipos deberán hacer frente a las pistas entre los viñedos de la región del Mosela, con unas carreteras muy estrechas, llenas de polvo y muy rápidas.

Una versión renovada de 22 kilómetros del tramo de Mittelmosel será la encargada de abrir el fuego antes de la primera pasada por la especial Moselland, un poco más larga. Ambos tramos se repiten por la tarde antes de terminar el día con una pasada por la súper especial de 8,21 kilómetros de Ollmuth. Los aficionados podrán seguir la mayor parte de la acción de este tramo gracias a las gradas que hay en la ladera natural que tiene la especial.

La jornada del sábado levará a los equipos a las rápidas carreteras de la región del Sarre. La especial de 14,7 kilómetros de Freisen-Westrich y el tramo de Bosenberg se disputarán antes de llegar a los campos de entrenamiento militar de Baumholder.

Al igual que en 2015, el Panzerplatte, repleto de sus míticos hinkelstein, contará con cinco especiales: una al sprint de 2,87 kilómetros, que se ejecuta tres veces, y una monstruosa versión de 40,8 kilómetros que será disputará dos veces; una vez al final del primer bucle y una vez al final del día.

El tercer y último día cuenta con dos tramos que se ejecutarán en dos ocasiones. La especial de 14,79 kilómetros de Dhrontal, famosa por sus largas secuencias de curvas cerradas, será la encargada de poner en marcha la jornada por la mañana, antes del tramo de 14,84 kilómetros de Sauertal, cerca de la frontera con Luxemburgo.

La segunda pasada por Sauertal será el Power Stage final del rallye, donde los equipos podrán ganar puntos extras para el campeonato.