WRC

- Redacción

Adamo no está contento con el ritmo del i20 WRC

El WRC vive momentos intensos, con los responsables de las cuatro marcas implicadas buscando la perfección en sus coches. De momento, ni Adamo, ni Ogier, están contentos con sus coches.

Aunque, con la victoria de Neuville y el cuerto puesto de Sordo en Córcega, han vuelto a la cima de la clasificación de Constructores y del Campeonato del Mundo de Pilotos de Rallyes de la FIA, Andrea Adamo reconoció que ese éxito se debe más a la suerte que al ritmo llevado en tierras francesas.

"No puedo decir que no estoy feliz, pero sin los pinchazos, no hubiéramos ganado. Tenemos que reconocer que el equipo no estuvo en su mejor momento ese fin de semana. No creo que hayamos ganado como Hyundai. Thierry ganó, Hyundai no”, dijo Adamo.

Neuville obtuvo la victoria cuando el líder de M-Sport Ford, Elfyn Evans, perdió casi 90 segundos con un pinchazo en el último Wolf Power Stage. El belga también se benefició de un problema similar de Ott Tanak el día anterior.

Heredamos la victoria como resultado de la desgracia de un competidor más rápido. Habríamos terminado en segundo lugar, lo que en sí mismo habría sido un resultado alentador y gracias a los fantásticos esfuerzos de Thierry y Nicolas (copiloto de Gilsoul), pero para ganar realmente tienes que ser el más rápido y en esta ocasión no lo éramos”, continuó explicando el jefe de Hyundai.

A las quejas del máximo responsable del equipo se unen las de Sébastien Loeb, que en más de una ocasión ya ha dicho que hay que trabajar muy duro para que el i30 WRC sea de verdad competitivo.

Lo cierto es que tampoco en Citroën, por la parte de Sébastien Ogier, parece que estén contentos con el rendimiento del C3 WRC. El campeón del mundo declaró que sufrirían mucho en Córcega, después de ver los primeros cronos del día. Ogier se quejó de subviraje y falta de agarre en el coche, algo difícil de digerir cuando se esperaba que el Citroën fuera de los mejores en asfalto.

Curiosamente, los dos que más se han quejado de sus vehículos han sido los dos que han acabado primero y segundo. En Toyota y M-Sport están y estaban muy satisfechos con las prestaciones de sus coches. De hecho Elfyn Evan y Ott Tanak fueron los más rápidos en Córcega, aunque el resultado final dice a las claras que a veces la suerte también juega su papel.