WRC

- Kevin Muñoz

Un accidente deja a Paddon sin Rallye de Finlandia

El piloto neozelandés estaba probando por primera vez el Fiesta WRC cuando se ha salido de la carretera en sexta velocidad. El equipo M-Sport Ford ha confirmado que no podrá reparar el vehículo.

Sin fortuna. Quedaban pocos días para que Hayden Paddon volviese al Mundial después de perderse la primera mitad de la temporada 2019. El neozelandés lo iba a hacer este fin de semana en el Rallye de Finlandia al volante de un Ford Fiesta WRC.

Muchas cosas eran nuevas para Paddon, que hoy se levantaba con el objetivo de rodar el máximo de kilómetros de test posibles con el coche preparado por M-Sport Ford. El escenario elegido era un típico tramo del centro de Finlandia, con grandes rectas y cambios de rasantes, ideal para hacerse una idea de lo que se iba a encontrar a partir del jueves en las aproximaciones a Jyväskyla, hogar del mítico ‘1.000 Lagos’.

El neozelandés estaba disfrutando de sus primeros kilómetros al volante del Fiesta WRC. | Twitter

Las primeras pasadas fueron magnificas para Paddon y su viejo copiloto, el también neozelandés John Kennard."Me preguntaba cómo me sentiría después de ocho meses en un World Rally Car", comentaba el ex piloto de Hyundai. "Me sentí muy bien. Sentí como si nunca hubiera estado fuera. En el primer kilómetro volví a entrar en él".

"Lo que quieres en Finlandia es un coche que te dé confianza. Este chasis realmente hace eso, es algo que se nota inmediatamente. Puedes apoyarte en el chasis y estar seguro de que va a mantener su línea en las curvas".

Una maldita piedra
Después de hacer sus primeros kilómetros con el World Rally Car de la formación dirigida por Malcolm Wilson, los niveles de confianza y de motivación de Paddon estaban por las nubes. El ‘kiwi’ tenía el presentimiento de que este Rallye de Finlandia podía ser su gran oportunidad para volver a la élite de la especialidad tras su salida forzosa de Hyundai a finales de 2018.

Todo iba bien hasta que, de repente, todo el sueño se esfumaba de un plumazo. Una piedra se interponía en la trazada de Paddon y su Fiesta WRC, provocándoles de inmediato una fuerte salida de pista. Así relataba el propio piloto la desagradable experiencia.

Así ha quedado el coche de M-Sport tras el aparatoso accidente sufrido por el neozelandés. | Twitter

“Una roca en medio de una curva en sexta velocidad levantó la parte delantera del coche fuera de la trazada, y el resto es historia a esa velocidad en una sección estrecha. John y yo estamos bien y gracias por los mensajes”, explibaba Paddon.

“Lo siento por el equipo y todos los que ayudaron en Nueva Zelanda e hicieron posible correr este rallye. Con los daños causados no podremos tomar la salida de la prueba el jueves. El mundo del motor puede ser cruel, pero son estos sobresaltos los que nos hacen más fuertes. Mucha suerte a todos los que compiten este fin de semana”, sentenciaba resignado Paddon, que no ha tenido suerte en el que tenía que ser su esperado regreso al WRC.