Rallyes

- Redacción

Volkswagen, a un paso de un nuevo doblete en Polonia

La tercera jornada del rallye polaco ha afectado a los principales rivales de Ogier. Pero el francés ha sabido utilizar su experiencia y astucia para evitar tener cualquier contratiempo. El piloto de Volkswagen ha empezado el día con una renta de 0.9 segundos y ha finalizado con 61 segundos de colchón. “Ha sido un buen día para nosotros. Ahora solo tenemos que concentrarnos en llegar a la meta”, ha dicho Ogier.

El piloto más cerca a Ogier ha sido una vez más su compañero de equipo, Andreas Mikkelsen, que ha empezado a ceder tiempo con el Campeón del Mundo en el segundo tramo cuando ha hecho un trompo en el que ha perdido diez segundos. Pero los problemas importantes han llegado en el penúltimo tramo del día, cuando el noruego se ha quedo sin frenos en su Volkswagen Polo R WRC.

Pero el tramo más accidentado del día ha sido el TC14, la primera pasada por la especial de 35.17 kilómetros de Goldap. Kris Meeke, Robert Kubica y Henning Solberg han pinchado, mientras que Jari-Matti Latvala ha dañado la suspensión delantera izquierda de su Polo R WRC tras impactar con una roca.

Este tramo también ha visto el abandono de Elfyn Evans después de que el galés haya dañado seriamente la suspensión delantera izquierda de su Ford Fiesta RS WRC, mientras que el piloto de Citroën, Mads Ostberg, también ha abandonado al arrancar una rueda de su DS3 WRC.

Una vez asentado el polvo en el tramo catorce, el Hyundai de Thierry Neuville se ha abierto paso en la clasificación para terminar la jornada en una impresionante tercera posición. El belga ha arrebatado la posición durante los últimos compases de la etapa a su compañero de equipo Juho Hänninen.

Hänninen, con dificultades para poder pilotar a causa de un problema en la dirección asistida que le ha afectado durante gran parte del día, ha completado los diez tramos de hoy en quinto lugar.

Mikko Hirvonen ha superado al finlandés de Hyundai en el penúltimo tramo. Latvala se ha aproximado a 0.4 segundos de Hänninen en la general al término de la súper especial que ha cerrado la jornada.

Hirvonen, poco a poco, había ido olvidando la pesadilla sufrida al comienzo del rallye, y una serie de cambios en sus notas, después de revisarlas y corregirlas durante la noche, le han aportado un poco de confianza, muy necesaria para afrontar la última etapa. “Todavía estoy dentro del juego”, ha bromeado Hirvonen.

El Hyundai de Hayden Paddon ha resistido los duros ataques de Henning Solberg para mantenerse en séptima posición al término de la jornada. Mientras tanto, Meeke durante ha perdido mucho tiempo durante los primeros compases de la mañana al sufrir un pinchazo en el tramo largo que le ha relegado a la novena posición. El piloto privado Martin Prokop completa las diez primeras posiciones de la clasificación con su Ford Fiesta.

El francés Stéphane Lefebvre continúa marcando el ritmo dentro del Campeonato del Mundo Júnior de Rallyes FIA. Su ventaja sobre el irlandés Alastair Fisher se sitúa por encima del minuto. Christian Riedemann ocupa la tercera posición.