Rallyes

- Redacción

Triplete de Volkswagen y título de marcas en Australia

Sébastien Ogier logró una nueva victoria en el WRC a los mandos del Polo R WRC. El francés ha liderado un rallye en el que sus compañeros Jari Matti Latvala y Andreas Mikkelsen le han acompañado en el podium, consiguiendo además renovar el título de marcas para la firma alemana.

El francés se ha impuesto a Jari-Matti Latvala en una intensa última jornada en la prueba de Nueva Gales del Sur por 6.8 segundos. Andreas Mikkelsen ha completado el podio con su Polo R WRC a 1 minuto y 11.2 segundos.

Este es el vigesimosegundo triunfo de Ogier y su sexto de la temporada, lo que le deja a las puertas de su segundo campeonato consecutivo. Ahora cuenta con una renta de 50 puntos sobre Latvala a falta de tres citas y podría asegurarse el título en el rallye de su país el próximo mes de octubre.

El dominio de Volkswagen esta temporada se demuestra con un dato, ya que es la primera vez que se decide el título de marcas a estas alturas de temporada desde la temporada de 1989.

 Ogier reconoció que no había logrado su victoria con el mismo dominio que en 2013.

“Este año no ha sido posible. Jari-Matti ha estado fuerte, pero hoy sabía que bastaría con no cometer errores. Intenté estar concentrado, atacar cuando estuviese limpio y tomármelo con más cautela en las partes difíciles. El margen de victoria no ha sido grande, pero sí suficiente para ganar el rallye y dar otro paso crucial hacia el título”, dijo el francés.

Latvala mantuvo una mínima ventaja hasta que el péndulo osciló hacia el lado de Ogier en la tarde del sábado. Aunque se pronosticaba lluvia, el galo optó por un compuesto de neumáticos de Michelin más duro que el de Latvala.

La jugada le funcionó mientras que la lluvia se mantuvo alejada y las ruedas de Latvala se sobrecalentaron por la cálida climatología. Ogier convirtió sus cuatro segundos de desventaja en una renta de nuevo segundos en tan solo un tramo, un golpe del que Latvala no pudo recuperarse.

Mikkelsen luchó con uñas y dientes con Kris Meeke por una plaza en el podio final. Pero después de que el británico fuese penalizado el sábado por la noche con más de un minuto por cortar ilegalmente en una curva, el noruego se alzó con su cuarto podio del año. 

La penalización hizo que el Citroën DS3 WRC de Meeke cayera por detrás de Mikko Hirvonen, pero el piloto norirlandés recuperó el cuarto puesto, batiendo al Ford Fiesta RS del finlandés por 9.6 segundos.

Hayden Paddon logró el mejor resultado de su carrera deportiva: un sexto puesto con su Hyundai i20 WRC. El piloto neozelandés se batió en duelo con Mads Ostberg hasta que el DS3 WRC del noruego sufrió la rotura de la suspensión trasera derecha en el penúltimo tramo y perdió posiciones en la clasificación.

Thierry Neuville terminó séptimo, delante de Elfyn Evans, después de haber perdido tiempo el primer día por una rotura en la suspensión de su i20 WRC.

Robert Kubica se clasificó noveno, a pesar de perder más de un minuto después de un toque al distraerse con una luz que se encendió en el interior de su coche. Chris Atkinson, décimo, completó la clasificación.