Nacional de Asfalto

- Claudio Luna. Fotografía: Yeray Cuesta

Suárez y el Hyundai, ya se conocen

El piloto asturiano y el coche coreano, recién llegado de Alemania, se conocieron en la mañana de ayer en Cantabria en el primer test previo al Rallye Sierra Morena.

No fueron las condiciones más idóneas para probar de cara a un rallye como el andaluz que se prevé sobre seco. El tramo de pruebas elegido en Cantabria para el primer test de Suárez y el i20 R5 estaba completamente mojado, en unas condiciones típicas de la primavera cantábrica, pero fue el primer contacto entre hombre y máquina que dejaron las primeras sensaciones al de Pravia.

“Estoy muy contento con la llegada del i20 R5. Es un coche nuevo para mí y hay que adaptarse a él rápidamente, ponerlo a punto para que esté a mi gusto. Hemos acabado satisfechos con las prestaciones en general del coche y con todas las ideas mucho más claras. Tenemos muchas ganas que empiece el Sierra Morena para ver qué damos de nosotros”, nos comentó “Cohete” nada más terminar este test.

El piloto asturiano se encontró haciendo tests con un tramo muy mojado. | Yeray Cuesta

Él hubiera querido otras condiciones, pero el día no fue muy propicio climatológicamente hablando. “No fue el test idóneo, con todo el día lloviendo y la carretera empapada. Pero era lo que tocaba. El coche llegó por la mañana y directamente lo llevamos al tramo. Nuestro objetivo es ir mejorándolo, y adaptarlo a nosotros y nosotros a él”.

En pocos días, el Rallye Sierra Morena, donde José Antonio Suárez se enfentará a Iván Ares y Surhayen Pernía con la misma máquina.