Rallyes

- Claudio Luna

Sergio Vallejo: “Me retiraré del todo cuando me muera”

Después de una temporada de sinsabores en el CERT, con más roturas de las que esperaba, el gallego ha decidido vender su coche y replantearse su futuro en la competición.

Dejas la competición tal y como para ti ha sido hasta ahora, ¿cuál es el motivo de esta decisión?

Hay varios motivos, uno de ellos es que en la Tierra el último año hemos tenido muchas averías y no nos divertimos como queríamos. Me hacía mucha ilusión este proyecto cuando empezamos con él, convertir el Porsche para hacer rallyes del CERT, y competir con un tracción trasera en tramos de grava. La temporada 2018 sí que nos lo pasamos bien, pero parece que este año los tramos estaban más rotos y eso nos ha hecho sufrir muchas averías. Así es que hemos decidido vender el coche y hacer una pausa en la competición al más alto nivel, pero me retiraré del todo cuando me muera. En un momento de la temporada me planteé hacer un miniprograma en el Asfalto, de 4 o 6 carreras, pero esto pasaba porque se quitara la brida al Porsche. Sabíamos que no íbamos a ganar, pero tampoco era nuestra intención, pero aún así, la Federación no estaba por la labor de permitir correr sin brida al coche.

 

Tu vida seguirá ligada al automovilismo, evidentemente, ¿qué harás o te apetecería hacer a partir de ahora?

Seguimos con nuestro equipo realizando mantenimiento de coches de carreras. Tuvimos el mal sabor de boca de lo ocurrido con Hyundai Canarias, con quienes se rompió la relación después de las primeras pruebas. Tenemos cursos de competición, por lo que estamos intentando potenciar la escuela. Aquí trabajamos en dos circuitos, y damos muchos cursos a las Fuerzas de Seguridad del Estado. Lo más inmediato que tengo ahora mismo es el Dakar, al que acudiremos con el coche de prensa de SsangYong, algo que me apetece mucho vivir desde dentro, aunque sea en un vehículo de seguimiento. Me gustaría poder hacerlo en algún momento en competición.

 

Has sido campeón de España en dos ocasiones, conseguido muchas victorias y has sido un piloto muy mediático y querido, ¿con qué te quedas de todo eso?

Pues posiblemente con eso, con el apoyo de la gente, con el cariño que me han demostrado. También tengo que decir que he tenido en estos años muy buenos sponsors, desde el principio con Leche Río hasta el final con Patatas Hijolusa. Fueron todos muy fieles y gracias a ellos pude competir en el Campeonato de España, sin ellos no podría haber hecho prácticamente nada.

 

¿Qué te hubiera gustado hacer que no hayas hecho?

Recuerdo con especial cariño el programa que seguimos en 2001 con un Fiat Punto S1600 en el Mundial. Creo que lo podíamos haber hecho bastante bien, aunque las roturas que tuvimos no nos dejaron demostrar que habríamos luchado por cosas importantes. Me gustaría haber tenido continuidad en el Mundial Júnior.

 

Has pilotado infinidad de coches con diferentes marcas, pero siempre se te asociará a Porsche…

El 911 es el coche que nos ha dado todo, incluidos los dos campeonatos de España. También me gustó mucho el Saxo Kit Car, que fue un vehículo con el que disfruté muchísimo, sobre todo porque llegaba a él después de haber pilotado coches de Copas de Promoción. Evidentemente, el Porsche es el que me ha ayudado a conseguir casi todas las victorias, y con el que marcamos una época, al ser también pioneros al adaptar los coches de circuitos a rallyes, algo que hicimos con la ayuda de Bernard Vara, D.E.P.

 

El apellido seguirá en la competición con tu hermano, ¿para cuándo ese Dakar juntos?

Ya me gustaría que fuera en 2021, pero de momento no lo sé. Ahora iremos a conocer la carrera desde dentro, aunque sea con un coche de prensa, pero al menos compartiremos vivac y se ve la competición un poco de cerca.

 

Por último, ¿qué les dirías a los jóvenes que empiezan a coger un volante de un coche de carreras?

Tuvimos la suerte de vivir en una época en la que había marcas oficiales. Hoy no pasa, y el éxito que tuvimos por fue seguir las Monomarcas y conseguir buenos sponsors. Tienen que trabajar mucho la relación con los patrocinadores, algo difícil de conseguir, pero que te ayudarán a continuar en el camino hacia el éxito.