Nacional de Asfalto

- J.M. Fernández Pellón

RMC pide disculpas y volverá al Nacional

Cuando pensábamos que se había llegado a un punto de no retorno en el “affaire” de las manguetas de los N5 de RMC Motorsport, el equipo leonés, con el propio Roberto Méndez dando la cara, pide disculpas por todo lo sucedido y se pone negro sobre blanco algunos aspectos del polémico asunto.

El comunicado que acaba de emitir RMC tiene un tono positivo desde la primera línea, ya que su título es esclarecedor: “RMC mira al futuro y reactiva su proyecto de competición”

 

Tras todo lo sucedido en estas semanas convulsas para el mundo de los rallyes en España, después de la exclusión de dos de sus N5 en el Rallye do Cocido “RMC ha tenido tiempo para analizar la situación y valorar su continuidad en el mundo de la competición, donde lleva operando casi dos décadas.”

A partir de aquí os ofrecemos, íntegro, el comunicado de RMC:

Roberto Méndez, director de RMC Motorsport, ha reflexionado sobre todos los sucesos que le llevaron a tomar la decisión de abandonar su actividad, asumiendo su error como responsable de las irregularidades técnicas que afectaron a sus vehículos: “Hubo un mal entendimiento del reglamento por mi parte, pero es evidente que nunca fue mi intención hacer algo que no fuese legal, siendo nosotros y nuestros clientes los mayores perjudicados”, explica Roberto.

El preparador quiere expresar sus disculpas a las diferentes partes que, durante estos meses, se han podido ver afectadas u ofendidas por comentarios y acusaciones vertidas a través de diferentes medios: “Sé que me equivoqué al criticar e involucrar de forma directa en un problema que era mío a entidades como la RFEdeA y, de forma especial a su departamento técnico, AR Vidal o a Rallycar, en la persona de Manel Castrillón, a Juan López Frade o a los propios oficiales que actuaron en la prueba de Lalín. Lo lamento de verdad y por ello quiero pedirles disculpas”.

A través de este comunicado, Roberto Méndez quiere poner de manifiesto su firme intención de retomar el proyecto de competición, en el que espera contar con el apoyo y la confianza de los pilotos, con los que también se ha querido disculpar, por los daños que su error ha podido ocasionarles en sus planes deportivos: “Fabricar un coche como el N5 es mi meta, mi ilusión y, como constructor, un sueño hecho realidad. En el empeño de que su fabricación fuera lo más nacional posible, tomé decisiones unilaterales y equivocadas. Admito mi error y así lo estoy expresando. Mi deseo es retomar nuestra copa N5. Tenemos 17 coches entregados ya y otros cinco pedidos. Es el momento de mirar al futuro y seguir trabajando por este gran proyecto, que considero muy necesario para nuestro deporte”, concluye Roberto.