Rallyes

- Redacción

RMC lo deja todo

Roberto Méndez, propietario de RMC Motorsport, ha emitido un comunicado en el que explica su decisión de dejar todos los campeonatos nacionales.

Los sucesos acaecidos en el Rallye do Cocido, donde dos de los coches fabricados por él, el Renault Clio de Adrián Díaz y el Ford Fiesta de Álvaro Muñiz, fueron excluidos por utilizar manguetas de fabricación propia, han sido el detonante para la “explosión” del preparador leonés.

Este es el comunicado completo:

COMUNICADO OFICIAL DE RMC MOTORSPORT SOBRE LA EXCLUSIÓN DE SUS N5 EN EL RALLYE DO COCIDO 2018

Esta es una decisión muy meditada y dura para mí, por eso he tomado los días suficientes para reflexionar,  no precipitarme y, sobre todo, no tener que arrepentirme, aunque no tengo mucha más opciones cuando mis coches y la copa N-5 no están homologados ni permitidos para correr en el nacional de Rallyes 2018.

Hemos trabajado muy duro para tener un N-5 competitivo y poder llevar a buen término una copa mixta donde se pudieran ver las prestaciones de estos vehículos, además de dar oportunidad a una decena de pilotos que estaban interesados en realizarla. Siempre hemos abogado por mirar hacia la normativa FIA, pero los mayores costes de los R5, nos hicieron pensar en una alternativo para aquellos pilotos interesados únicamente en el nacional que ya han descartado una proyección internacional y cuyo único objetivo era seguir disfrutando de este deporte en manos de vehículos 4x4, competitivos y pensados para medirse entre ellos mismos dentro de esta categoría.  Esta copa era la gran oportunidad  tanto para estos pilotos como para  equipos  que nos habían comprado ya unidades de N5 o los habían adquirido en forma de cesión.

Llegamos a creer que el trabajo duro sería recompensado, pero después de analizar los acontecimientos en el Rallye de Lalin, vemos que lejos de recompensa, sólo ha habido penalización.

Durante  la carrera, los Comisarios técnicos de la Federación se reúnen conmigo y me dicen directamente que los máximos representantes del equipo rival, han instado  a los comisarios Técnicos, Deportivos e incluso al propio presidente de la Federación Española a que tenían que tomar medidas contra RMC, Yo no entendía nada. Es muy decepcionante que si vas ganando a otro equipo, te vengan a amenazar para que no ganes, pero no me lo quise tomar muy en serio, porque ya el pasado Rallye de La Nucía ya vivimos algo parecido, y al final solo quedó en eso, en amenazas.

En esta ocasión como se ha podido ver  han ido más allá,  en unas verificaciones, según la RFEDA “de oficio” que “de oficio” sólo tienen el nombre. Han sido dirigidas y orquestadas, sin reclamaciones “oficiales” y siendo la Federación mero verdugo de unos señores que hacen y deshacen a su antojo haciendo de reglamentos su propio “territorio comanche”. Nos ha excluido por unas manguetas fabricadas por nosotros, y que no han influido en la superioridad de nuestros coches en Lalín.

No puedo entender cuánto poder pueden tener estos señores para que la Federación acepte esta presión y le hagan tanto daño, a estos dos pilotos: seguro que no se han parado a pensar en los problemas que les van a acarrear estas exclusiones en cuanto a programa, patrocinio, etc.

Una nueva Federación es posible, eso fue lo que me vendieron hace dos años, y a día de hoy, yo diría que con esta nueva Federación lo único que “sí es posible” es saber quién va a ser el campeón de la categoría N-5 en el 2018, incluso antes de correrla”.

ANTECEDENTES DE LOS N5

Para que esta decisión tenga una fácil interpretación, comenzaré explicando  el interés de RMC por los Maxirally Argentinos. En el 2014 inicio conversaciones con Argentina y pido una ficha de homologaciones a Baratero, que en aquel momento fabricaba el MaxiRally con motor Honda atmosférico, para estudiar la posibilidad de hacer algo parecido en este país:  los G.N ya no se fabricaban y tendían a su desaparición y parecía el vehículo ideal para cubrir ese segmento. En el 2015 Manel Castrillón, se interesa también por este proyecto y cuando le dicen en Argentina que ya estoy yo con ello y seré su distribuidor para Europa, les dice que “no estoy preparado para importar y que soy un pobre hombre, sin conocimientos para este trabajo, y que conmigo no quiere hacer nada”. Sin comentarios. En octubre los hermanos Baratero vienen a España a hacernos una visita, dejamos cerrado el pedido de una unidad Peugeot, con la idea de ir trabajando en este tipo de vehículos para empezar la construcción de los MaxiRally en España. Cuando llegó el coche, el equipo de ARvidal vino invitado a NUESTRA CASA a fotografiar piezas, coger medidas etc, y por nuestra parte comenzamos  la construcción de las unidades para España, pero siempre con la idea de que aunque empezábamos con la base de Argentina, los coches tendrían que ser construidos íntegramente con productos e industria española, sino ¿qué sentido tendría importar todo y gastar el doble de lo que costaría construir aquí?. Yo, como preparador, siempre soñé con fabricar coches de carreras y,  aunque  la base para hacerlo sea de un maxi o un R-5 o cual sea, el caso era hacer un coche con nuestra firma.  Baratero desde el primer momento lo sabe y da su beneplácito para hacerlo.

Por aquel entonces, la RFEDA era la presidida por Carlos Gracia, quien se negó en rotundo a este proyecto propuesto por RMC y en el que ya habíamos  empezado a trabajar, pero nos encontramos con la negativa de la Federación al proceso de fabricación de las piezas en España . Corrían tiempos de cambio en la Federación  y el que ahora es presidente, el señor Manuel Aviñó , vino a RMC a buscar nuestro apoyo.  Ya en aquel momento ( 2016) le mostré mi idea, lo que estábamos fabricando, como todo se hacía y fabricaba aquí y le cuento el problema que teníamos con la presidencia, que como había otro equipo que al parecer no tenían la capacidad de fabricar ellos o había algún intermediario que tenía que ganar dinero, querían que todo se comprara en Argentina y se montará aquí, que fuésemos uno simples “ensambladores” de piezas. Aviñó  me entiende perfectamente y me dice que si el sale se hace con la presidencia,  quiere que sea todo construido aquí, que sea producto nacional, que no tiene sentido comprar tan lejos. (Los costes de fabricación aquí son un 30% más baratos).

Aviñó sale presidente en Diciembre de 2016. En Enero del 2017 hay una reunión en Federación. En ella, el señor López Frade, Castrillón y Vidal,  deciden de manera unilateral que no se puede cambiar el reglamento, porque dicen entre otras muchas cosas, que es un reglamento heredado de la antigua presidencia, y que para el 2018 sí se cambiará. En aquella reunión el presidente no tiene voz ni voto y se lleva a cabo lo acordado entre las otras tres personas allí presentes.

Yo voy haciendo lo que puedo en el 2017 con la confianza plena en el Presidente y en lo que allí se habló: en 2018 podríamos ya montar en los coches las piezas fabricadas por nosotros mismos. Como este sistema de fabricación es muy lento, ya en el 2017 me pongo a fabricar piezas con pruebas de calidad y fiabilidad en el N5 Proto que llevábamos en el Nacional de Tierra, al ser este campeonato más flexible encuadrándonos en la categoría de prototipo. Constatando en la Tierra que las piezas son viables, decido empezar a fabricar en serie y tiradas de grandes cantidades para conseguir mejores precios y hacer un coche más económico. Me embarco en la Copa N5 RMC Motorsport pensando en una continuidad y en la participación de más equipos en este proyecto, ya que mi idea es ir desvinculándome poco a poco de los alquileres y dedicarme exclusivamente a la fabricación.

Mi gran sorpresa después de estar ya todo fabricado, es que llega 2018 y el equipo rival, no quieren ni bien ni mal que yo use mis propias piezas, y empieza una guerra infernal que ya sabéis cómo acaba: con piezas inservibles fabricadas para 20 coches, con un gasto millonario, con una copa que íbamos a iniciar en el Terra da Auga  en el mes de mayo con una continuidad para tres años con coches ya vendidos para este fin y que por un presidente flojo en decisiones  y un equipo de traidores, que sin ningún tipo de escrúpulos  se cargan el programa de pilotos y preparadores. Los organizadores y aficionados  no tendrán coches de RMC Motorsport en esta categoría en sus rallyes del Nacional.

RMC Motorsport, empresa de mi propiedad, no realizará la copa N5 RMC mixta, que tenía prevista para tres temporadas en activo. RMC Motorsport, también se retira de todas las pruebas del Nacional de Asfalto y de Tierra

Una pregunta me hago: ¿tanto poder tienen estos señores para que la Federación  no haga nada al respecto

Sólo me queda pedir perdón a todos estos pilotos que estaban con RMC haciendo el asfalto, la tierra, por dejarlos tirados,  y los que iban a empezar la copa. Todos ellos me conocen, y saben que yo no soy así de tirar la toalla,  pero pido por favor que se pongan en mi lugar, la humillación que nos ha hecho pasar esta federación, que me dejan  como un tramposo, cuando como debería quedar era como que me han traicionado y engañado, me han prometido unas cosas y me han hecho otras cuando ellos sabían que ya estaba todo construido y que no había marcha atrás. Cuando sabían antes de empezar el rallye que mis coches llevaban todas las piezas fabricadas por nosotros, ¿por qué no nos impiden correr?, ¿por qué nos hacen pasar este mal rato? ¿por qué hacen que los pilotos parezcan unos delincuentes? ¿me pueden explicar esto?

Sólo me arrepiento de haber confiado en su palabra y no haber pedido por escrito todos y cada uno de los plazos que me han dado.

Seguiremos en los campeonatos regionales que dejen correr nuestros coches, porque increíblemente varías federaciones regionales me han llamado para decirme que en su territorial sí querían producto de RMC, el producto nacional, que era un orgullo estos coches para sus campeonatos, Es increíble verdad.... en el nacional rechazan mis coches y mi copa, y  en Bélgica estamos cerrando un acuerdo para hacer una copa. Allí manda la federación, no un equipo&hellip

Esto no es ningún tipo de amenaza, es una realidad. Necesito parar, necesito asimilar todo esto que ha pasado y no caer en el desánimo aún más.

Gracias a todos los que nos apoyáis.