Internacional

- Laura Martín

Raúl Hernández, el nuevo Rovanpera

El piloto lanzaroteño de 15 años correrá dos rallysprint del Campeonato de Rallyes de Letonia  con Rogelio Peñate a su derecha. 

Pese a su brevísima experiencia compitiendo, Raúl Hernández ha fijado su próximo objetivo en una prueba internacional como el Campeonato de Rallyes de Letonia, donde quiere comenzar su andadura “en serio” y con tan sólo 15 años. La idea de correr allí se debe a que el reglamento letón es mucho más permisivo que el nuestro a la hora de establecer una edad mínima para los pilotos que compiten en él. Por eso mismo, hijos de pilotos como Kalle Rovanperä u Oliver Solberg, igual de precoces que Raúl, también han escogido este campeonato para empezar a coger experiencia. 

En este verano correrá dos rallysprint, el de Latvija este fin de semana y el de Saldus en septiembre. Se pondrá al volante de un Peugeot 208 R2 de un equipo estonio, ALM Motorsport, que ya ha podido probar hace unos días y que llevará el número 45 en sus puertas. El lanzaroteño dice tener muchas ganas de disfrutar de la experiencia y de aprender tanto fuera como dentro del coche. Para ello, su copiloto, profesor y prácticamente “tutor” en el rally será Rogelio Peñate.

El grancanario, especialista en pruebas internacionales, no sólo se ocupará de las notas, ya que debido a la corta edad de Raúl, será quien se ponga a los mandos del 208 R2 en los enlaces entre los tramos cronometrados. El copiloto se siente muy orgulloso de llevar a Hernández a su izquierda, ya que en parte es uno de sus mentores. Conseguir que sea el primer español que corra rallyes en el extranjero sin carnet de conducir no ha sido nada fácil dice el grancanario.

Más allá de nuestras fronteras

Pero este no es el único caso que se da con estas características, ya que son bastantes los jóvenes que quieren ponerse al volante lo antes posible. Al no tener permiso de conducir, en España, por ejemplo, no está permitido que participen. El finlandés Harri Rovanperä, Oliver Solberg o el boliviano Marco Bulacia son algunos de los ejemplos de jóvenes pilotos que han conseguido ponerse al volante siendo menores de edad.