Rallyes

- Claudio Luna

RallyRACC: Loeb confirma su supremacía

Novena victoria de la temporada, noveno título mundial, ocho victorias en Cataluña… Loeb ha demostrado una vez más que no tiene rival en el WRC, a pesar de los intentos de Latvala e Hirvonen por hacerle sombra en el RallyRACC. Sordo se exhibió, pero después de reengancharse al Súper Rallye.

El primer día en el RallyRACC sucedieron tantas cosas que sería casi imposible describirlas una a una. En un recorrido mixto y muy complicado por las lluvias caídas, las salidas de carretera estuvieron a la orden del día, y de ellas no se libraron Dani Sordo, Evgeny Novikov, Petter Solberg, Thierry Neuville, Sébastien Ogier, etcétera. Con todo esto, el orden de salida tuvo mucho que ver en la clasificación del primer día, en el que Mads Ostberg y Ott Tanak se beneficiaron de su posición. El noruego terminó líder, pero con Loeb a menos de 20 segundos después de recuperar mucho tiempo en la segunda sección.

Los tramos de asfalto del segundo día pusieron a cada cual en su sitio, y mientras Sordo recuperaba su motivación y su autoestima marcando scratchs, Loeb se alzaba hasta el liderato y se posicionaba perfectamente de cara a su noveno triunfo de la temporada. Jari-Matti Latvala recuperaba fuerza y se colocaba segundo, mientras que Mikko Hirvonen lograba mantenerse en la tercera posición. Ostberg caía hasta la quinta plaza, justo detrás de Ott Tanak. Fabulosa la aportación de los pilotos españoles, sobre todo de José Antonio Suárez –líder de la WRC Academy– y de Enrique García Ojeda –Citroën DS3 R3–, primero de Dos Ruedas Motrices y en una posición muy adelantada en la general.

La última etapa no resultó tan fácil para Loeb, en contra de lo que se suponía, ya que Latvala apretó de lo lindo y se quedó a 7 segundos del francés. Sin embargo, el gran protagonista del día fue de nuevo Dani Sordo, que conseguía cuatro scratchs y demostraba de nuevo cuán rápido es en el asfalto catalán. El podio del rallye, después de Loeb y Latvala, lo completó Hirvonen, mientras que en Producción la victoria se fue a parar a la pareja Benito Guerra-Borja Rozada, y la SWRC a Craig Breen. La WRC Academy hacía tiempo que la había ganado Evans, pero el asturiano José Antonio Suárez ganaba el rallye y con ello el subcampeonato. Enrique García Ojeda completaba de algún modo el éxito de los pilotos españoles, al acabar imponiéndose entre los coches de dos ruedas motrices.