Rallyes

- Redacción

El Rallye CAM RACE ya tiene recorrido

Dos etapas (viernes 21 y sábado 22 de noviembre), cinco secciones, seis parques de asistencia, trece tramos cronometrados (150,35 km contra el crono)... Así se resume lo que será la prueba final del Campeonato de España Rallyes de Asfalto organizada por el Real Automóvil Club de España.

Apenas a medio mes de la fecha de la prueba se presenta el rutómetro para la quinta edición del Rallye Comunidad de Madrid RACE que, una vez más, incluye la más completa selección de los mejores escenarios en las carreteras de la zona norte de Madrid.

Fiel a su personalidad el Rally CAM RACE será una cita en la que los equipos tendrán que combatir sabiendo rodar a ritmos de velocidad, sin concesiones, además de interpretar el estado del firme que, en espacio de sierra, puede variar según los agentes climáticos (humedades, hielo…).

El CAM RACE 2014 comienza el viernes 21 de noviembre, con una primera etapa nocturna formada por cinco tramos y un total de 50 km. de competición. Se arrancará con la especial de La Cabrera que, con sus 5,23 km. de excelente asfaltado, representa la mejor toma de contacto de la realidad del rallye madrileño en términos de velocidad y determinación de conducción.

Novedad en esta edición es que la especial del Puerto de Canencia Norte (13,20 km.) se disputa el viernes noche, iluminada por las parrillas de focos de los coches. También en ella el estado del asfalto es sensacional por lo que se puede ir muy rápido según la capacidad técnica de coches y pilotos.

Un CAM RACE no sería el mismo sin el mítico tramo en el trazado Jarama Race Track, donde se darán las legendarias cuatro vueltas, con la presencia de chicanes en mitad de la recta. El viernes ya se cubrirá una de las tres pasadas programadas, con el especial ambiente del disfrute sensorial de la luz en la noche y el circuito iluminado. Además, el público podrá contemplar el parque de asistencia que estará asentado durante toda la prueba en el paddock del circuito.

Para la segunda etapa, el sábado 22, el itinerario incluye otros dos tramos que se harán en tres ocasiones, entremezclados con un doble paso por el Jarama. Robledillo repite, tras haberse recuperado el año pasado, siendo el más largo (17,41 km.) de la carrera y, por ello cobra especial importancia. Se trata de una especial muy completa a disputar sesobre superficie bacheada y diversa, degradada y parcheada mezclada con buen suelo reasfaltado.

Madarquillos será de nuevo el tramo estrella, complicado, que exige muy buenas notas unido a una impecable certeza en la conducción. Cinco veloces kilómetros, en subida y bajada, con rasantes, paellas gigantes, curvas ciegas, paso de puentes, muros de piedra… Cuenta con dos intersecciones con otras carreteras que facilitan el acceso al público uno es el cruce con la de Madarcos, grandioso.