Rallyes

- Kevin Muñoz

El día que Petter Solberg perdió su Subaru

Normalmente son los pilotos quienes maltratan y lastiman sus coches debido a su sed insaciable de velocidad y victoria. En una especialidad tan exigente como los rallyes, los vehículos deben hacer frente a todo tipo de circunstancias, poniendo a prueba su capacidad tanto técnica como mecánica para preservar la seguridad de sus dos viajeros, llámense piloto y copiloto.

Hoy recordamos una situación completamente distinta a lo habitual. En la edición de 2008 del Memorial Attilio Bettega, Petter Solberg probó de su propia medicina y conoció lo duro que puede llegar a ser el asfalto cuando, literalmente, su Subaru Impreza WRC decidió abandonarle a su suerte. Afortunadamente, todo quedó en un pequeño, o no tan pequeño, susto para el Campeón del Mundo de Rallyes de 2003.