Nacional de Asfalto

- Kevin Muñoz

Pepe López toma el mando en Canarias

El piloto madrileño lidera la cita insular después del abandono del vigente campeón de Europa, Alexey Lukyanuk. 

Líder de todo. Pepe López y Borja Rozada han tomado el mando del Rallye Islas Canarias después de que su gran rival en la pelea por el triunfo absoluto, Lukyanuk, se haya visto obligado a abandonar por un toque que ha sufrido y en el que ha dañado la suspensión de su Citroën C3 R5.

El madrileño, con el C3 R5 oficial de Citroën España, es el líder absoluto de la prueba canaria al término del penúltimo bucle y afrontará la última sección del rallye con una cómoda ventaja al frente de la clasificación.

En el apartado del Nacional de Asfalto, López rueda con 43 segundos de margen sobre el segundo clasificado, Iván Ares. El gallego de Hyundai ha tenido una buena mañana, lo que le ha permitido consolidarse en la segunda plaza del CERA y ascender hasta el cuarto puesto entre los competidores del Europeo.

Kike Salgueiro

Por detrás de López y Ares, completan las posiciones de podio del Nacional otro Hyundai, en este caso el de José Antonio Suárez a 1:47 del líder. El asturiano no acertó ayer con la monta de neumáticos y no ha terminado de encontrarse cómodo con la puesta a punto de su i20 R5. Pese a ello, ‘Cohete’ mantiene a raya a su compañero de marca, Surhayen Pernía, que es cuarto a 19.3 segundos del pupilo de Carlos Sainz. El ídolo local, Luis Monzón, cierra el Top 5 por delante de Xevi Pons.

Entre los participantes del Súpercampeonato, López lidera cómodamente con más de dos minutos de margen sobre Pernía, mientras que Pons es tercero a poco menos de 30 segundos del cántabro de Hyundai.

En la clasificación del ERC, el talentoso piloto madrileño disfruta de una renta de 35.6 segundos sobre el británico Chris Ingram (Skoda Fabia R5), con el alemán Marijan Griebel tercero con Ares a su espalda a sólo 3.1 segundos. El gallego de Hyundai tiene a tiro el segundo puesto del Europeo, y esta tarde atacará en el bucle final de cuatro tramos para conseguirlo.

CERA