Internacional

- Claudio LUNA

Pepe López segundo en Lozère, y a un punto del líder

Aunque un pinchazo, y la anulación de la última especial, impidieron el triunfo de los madrileños, Pepe López y Borja Rozada siguen en su camino hacia el título en la Copa con el segundo puesto en este rallye y los 3 puntos extras por ser los más rápidos en los scratch.

Aunque un pinchazo, y la anulación de la última especial, impidieron el triunfo de los madrileños, Pepe López y Borja Rozada siguen en su camino hacia el título en la Copa con el segundo puesto en este rallye y los 3 puntos extras por ser los más rápidos en los scratch. 

La cuarta cita de la 208 Rally Cup volvía a ser sobre superficie de tierra, un terreno donde los equipos españoles que se desplazaban hasta Lozère, se desenvuelven bastante bien. De hecho, tanto Pepe López como Nil Solans han firmado muy buenas actuaciones sobre tierra en el campeonato español durante las últimas temporadas.

A Lozère se desplazaban un total de cinco formaciones españolas, encabezados por el del equipo Peugeot España Racing Team con Pepe López y Borja Rozada como máximos aspirantes al triunfo. También estuvieron Nil Solans-Miki Ibáñez, Joel Guerrero-Xevi Moreno, Efrén Llarena-Sara Fernández y José Luis Peláez-Enrique Velasco.

La prueba comenzaba con seis tramos en la primera jornada de carreras. Unos tramos que se fueron deteriorando mucho y que fueron causantes de multitud de pinchazos. No obstante, Pepe López comenzó marcando el terreno, con tres sratchs de los seis posibles que le colocaron como líder indiscutible al final del primer día. Joel Guerrerno no se libró de los pinzhazos que comentábamos, y después de dos casi consecutivos tuvo que abandonar sin posibilidad de reparar, para reengancharse al día siguiente en el Súper Rallye. Tampoco se libró Efren Llarena, que pinchaba de manera que no le era posible parar a reparar perdiendo nada menos que seis minutos en uno de los tramos. Peor suerte corrió Nil Solans, al que una avería en su Peugeot 208 R2 le dejaba fuera de carrera, aunque esto ya fue en la segunda parte de la prueba. Una lástima, ya que el catalán ha demostrado continuamente que tiene ritmo para estar luchando por la victoria.

Más pinchazos

La segunda jornada del rallye tenía por delante otros cinco tramos cronometrados, que a la postre fueron cuatro al anularse el último de ellos.

La idea de Pepe López era controlar desde su posición de líder, y así lo hizo en el primer tramo de la jornada. Sin embargo, un pinchazo le hizo perder casi un minuto, un tiempo que poco a poco fue recuperando hasta colocarse a tan solo un segundo de William Wagner. El rallye se preveía que tendría un final de infarto, y ese segundo entre uno y otro parecía nada con 13,5 kilómetros cronometrados por delante en el último tramo.

Sin embargo, la especial se anuló, cuando se podía haber neutralizado durante unos minutos, y Pepe López ya no pudo hacer nada por pelear por la victoria.

El madrileño, comentaba al finalizar la prueba que, "ha sido una etapa complicada, arrancábamos el día con una buena ventaja al frente de la general, pero se ha esfumado tras sufrir un pinchazo en el segundo tramo. El hecho de tener que salir tras los World Rally Cars nos dejaba las pistas muy rotas, obligándonos a cambiar nuestro estilo de pilotaje para evitar las grandes piedras que habían en los tramos. Lamentablemente, una de estas rocas que estaba en la misma línea de la trazada nos ha causado el pinchazo. Después de ello, hemos intentado recuperar lo perdido y en la penúltima especial veníamos con los mejores tiempos parciales hasta que hemos hecho un pequeño trompo en una horquilla. Esto nos ha costado unos segundos valiosos en la pelea por el triunfo. Además, la sorprendente cancelación del último tramo nos ha dejado sin opciones a intentar batir a nuestros rivales, que sólo nos aventajaban en un segundo. Hemos vuelto a ganar los tres puntos extras por ser el equipo con más scratch, lo que demuestra el buen ritmo que tenemos en todo tipo de terrenos".

Por parte de los demás equipos, Efrén Llarena y José Luis Peláez consiguieron terminar la prueba, a pesar del tiempo perdido en los pinchazos y averías, mientras que Joel Guerrero firmó excelentes tiempos en su Súper Rallye.

La prueba absoluta la ganó Julien Maurin (Skoda Fabia R5), después que el líder durante toda la carrera, Jean-Marie Cuoq (Citroën C4 WRC) pinchara en el último tramo.

Clasificación

  1. W. Wagner-A. Paque, 1.28.13.1. 2. P. López-B. Rozada, a 1.0. 3. P. Magnou-B. Manzo, a 6.8. 4. G. de Mevius-L. Louka, a 22.0. 5. J. Wagemans-A. de Baeremaeker, a 1.42.2…12. E. Llarena-S. Fernández, a 8.47.6. 13. J.L. Peláez-E. Velasco, a 9.19.1.