Nacional de Asfalto

- J.M. Fernández Pellón

Pepe López, en Ferrol con un DS3 R5

Tras su gran demostración en el Rallye Castelo Branco en Portugal, donde una desproporcionada penalización por saltarse una chicane le impidió lograr la victoria, Pepe López ha querido volver a subirse al DS3 de Sport & You cuando antes y lo podremos ver en unos días en el Rallye de Ferrol (20-21 de julio).

Hace un par de semanas los madrileños Pepe López y Borja Rozada volvieron a reunirse dentro de un coche de carreras –hacía más de seis meses que Pepe no disputaba un rallye- y fueron los grandes protagonistas del Castelo Branco en Portugal. A los mandos de un DS3 R5 del equipo Sports & You, acabaron líderes la primera etapa pero fueron penalizados por un error en una súper especial. De no haber mediado esa penalización la pareja española se habría llevado la victoria.

Tras este reencuentro Pepe y todo su equipo ha estado trabajando sin descanso para poder continuar a los mandos del DS3 del equipo de José Pedro Fontes, reuniendo todas las piezas y apoyos para empezar un programa con continuidad dentro de esa estructura y con el apoyo de Citroën Racing y de la propia filial de la marca para España y Portugal.

Alistándose junto a Sports & You, Pepe trabaja junto a la propia marca –el equipo portugués es el representante de PSA Motorsport en la península Ibérica- y como sabemos es la entidad organizadora de la Peugeot Rallye Cup Ibérica, así como los patrocinadores y colaboradores habituales de Citroén, Michelin, Total, amén de los propios apoyos conseguidos por Fontes, cuya vinculación con Vodafone en Portugal podría haber abierto las puertas de Pepe a la filial española de esta gran compañía de telefonía.

Sea como fuere, Pepe y Borja estarán en la cita de Ferrol la próxima semana, un rallye que de por sí ya se presentaba emocionante entre los habituales del Nacional (Miguel Fuster, Iván Ares, José Antonio “Cohete” Suárez o Surhayen Pernía). La llegada de Pepe y Borja será un nuevo aliciente para esta carrera, aunque ambos serán cautelosos si cabe, porque para el madrileño será su primera participación en la difícil prueba gallega.