Nacional de Asfalto

- Kevin Muñoz

Pepe López: “Fue uno de los errores más tontos de mi carrera”

El piloto madrileño de Citroën repasa la salida de pista que le costó el abandono en el Rallye do Cocido.

No tuvo el día. Pepe López no pudo alargar su racha de victorias en el Nacional de Asfalto y en Lalín marcó su primer cero de la temporada tras los triunfos en Sierra Morena, Canarias y Ourense.

El de Citroën estaba inmerso en una bonita pelea por el liderato de la prueba gallega con el local Iván Ares, cuando una salida de pista sin consecuencias personales ni mecánicas para él y su copiloto, Borja Rozada, le dejaron sin opciones a la victoria durante la mañana del sábado.

“Creo que fue uno de los errores más tontos de mi carrera”, reconocía López a su llegada al parque de asistencia tras su abandono. “Tan tonto que me costó un rallye, así que mucha tristeza. Fue un fallo saliendo de una curva a izquierdas, pisamos la hierba y el coche se fue largo, quedando acostado en una zanja. Después no hubo manera de sacarlo de ahí. No nos podemos permitir estos fallos, es para castigarnos bien”.

Pepe López vio truncada su buena racha de resultados en Lalín. | Charly López

Tras su salida con el C3 R5, que en esta ocasión era la unidad que utiliza Víctor Senra en el campeonato gallego a diferencia del coche habitual de Sports&You con el que compite el madrileño, el triunfo cayó en manos de un Iván Ares que sale de Lalín como nuevo líder del Nacional de Asfalto.

“Hay que pensar en el futuro, el ritmo y la velocidad estaba ahí, es verdad que el rallye también era muy complicado. Estábamos corriendo en el límite, son cosas que pasan. Solamente pedir perdón a Citroën y a pensar en la siguiente”, añadió López  en las últimas semanas ha añadido a su programa en el Supercampeonato la posibilidad de continuar en el Nacional de Asfalto si los resultados acompañan de aquí al Rallye Princesa de Asturias.

Antes de la cita astur, el CERA disputará su última prueba antes del parón veraniego también en Galicia, el Rallye de Ferrol, una de las carreras más complicadas de la temporada y en la que el pasado año el joven piloto de Citroën se llevó el triunfo con un DS 3 R5.