Internacional

- Kevin Muñoz

Oliver Solberg, de tal palo, tal astilla

El hijo del bicampeón del mundo de rallycross y campeón del mundo de rallyes de 2003 empieza a demostrar su talento al volante de los coches de su laureado padre.

Padres e hijos, las sagas familiares de pilotos se suceden en la historia del automovilismo y hoy os presentamos el último ejemplo en el que progenitor y primogénito comparten talento y pasión por el motor. He aquí la familia Solberg, Petter y Oliver.

Petter Solberg es de sobras conocido, campeón del mundo de rallyes en 2003 de la mano de Subaru y bicampeón del mundo de rallycross en los últimos años. Fue el último piloto que batió a Sébastien Loeb antes de que éste iniciase su racha triunfal de nueve temporadas consecutivas y a día de hoy es piloto oficial de Volkswagen en uno de los campeonatos de moda, el WRX.

Si ver competir a ‘Mr. Hollywood’, uno de los pilotos más queridos del mundo, es un espectáculo, su hijo no le va a la zaga. El pequeño Oliver, de sólo 15 años, ha vivido siempre unido al sonido de los motores y las ruedas junto a su padre y, como no podía ser de otra manera, su pasión por las carreras es innata.

Esta temporada ha iniciado su andadura en los rallyes en el campeonato de Letonia, el mismo certamen que la pasada campaña otro niño hijo de piloto, Kalle Rovanperä, se adjudicó de forma brillante. En su primera experiencia en esta disciplina, el joven noruego ha empezado con un magnífico ‘coche escuela’, un Peugeot 208 R2 con el que podrá descubrir muchos de los secretos de una especialidad única como los rallyes.

Pero como buen piloto, Oliver aprovecha cualquier oportunidad para disfrutar al volante de una máquina que tenga motor y ruedas. De este modo, es fácil verle subido al ‘viejo’ Citroën DS 3 WRX con el que su padre se alzó con dos coronas mundiales de rallycross.

Pese a sus 600 cv y tracción total, parece que el pequeño Solberg ha salido a su padre y no se amedranta ante tal bestia. Prueba de ello es el vídeo que el propio Oliver ha compartido recientemente en sus redes sociales, si con 15 años es capaz de hacer esto…