Rallyes

- Redaccón

Ogier, sin rival en Gales, octavo triunfo de la temporada

Sébastien Ogier a dominado con mano dura en las pistas embarradas de Gales en las tres jornadas con su Volkswagen Polo R WRC y ha cruzado la línea de meta con una renta de 37.6 segundos.

Mikko Hirvonen ha sido segundo en un emocionante final después de una bonita lucha con Kris Meeke, que finalmente ha tenido problemas. Ambos han estado peleando al límite hasta que el norirlandés ha dañado dos de sus neumáticos en una salida de pista que lo ha relegado a la sexta plaza.

Esto ha permitido a Mads Ostberg finalizar tercero con su Citroën DS3 WRC, el noruego se ha quedado a 26 segundos del Fiesta RS WRC de Hirvonen.

Ogier luchó con su compañero Jari-Matti Latvala durante la primera jornada del viernes. Pero ayer por la mañana, cuando Latvala cayó a una cuneta y perdió tres minutos, Ogier pasó a tener una ventaja como líder de 70 segundos que le permitió administrar en unas condiciones tan complicadas como las que presentaban los tramos.

“Es la mejor manera de terminar la temporada. Era mi objetivo”, ha dicho Ogier. “Salimos al ataque el viernes. Hicimos una jornada increíble, endosando grandes diferencias a todos los demás. Mi rallye cambió cuando Jari-Matti cometió el error. A partir de ahí tuve que controlar la situación y pude aminorar la velocidad.”

“No ha sido la manera más divertida de correr, pero con lo resbaladizo que estaba el terreno me he visto en la necesidad de hacerlo así. Ha sido la mejor estrategia para conseguir la victoria”, ha añadido el francés.

Hirvonen, Meeke y Ostberg se intercambiaron las posiciones mientras luchaban por el segundo puesto. Una penalización de 10 segundos por llegar tarde a un control y un neumático que se fue laminando costaron un valioso tiempo al noruego en la jornada del sábado que dejó a sus rivales batiéndose en duelo por ese puesto.

Meeke ha atacado con tanta fuerza que ha dañado dos ruedas en la primera especial del domingo después de meter su DS3 en una zanja. El piloto norirlandés ha seguido sin levantar el pie pero, con una sola rueda de repuesto en el maletero, ha perdido más de 90 segundos en los dos últimos tramos ya que los neumáticos no agarraban lo suficiente.

“No podría haber planeado mejor manera de terminar mi carrera”, ha dicho Hirvonen. “Hemos librado una batalla fantástica durante todo el fin de semana, una de las que más he disfrutado durante toda mi trayectoria deportiva. Ha sido un fin de semana increíble. Tengo muchas ganas de mantener en mi mente todos los recuerdos de estos 13 años y llevármelos conmigo a casa.”

Ostberg estaba siendo acechado por Neuville, pero ha superado hoy al Hyundai i20 del belga por 11.3 segundos, asegurando así el segundo puesto de Citroën en el campeonato de constructores.

El galés Elfyn Evans ha deleitado a los aficionados de su tierra superando a Meeke en el último tramo y adjudicándose finalmente la quinta posición.

El estonio Ott Tänak ha sobrevivido a un pinchazo en la última jornada, concluyendo el rallye en séptima posición con su Fiesta RS. Latvala, Martin Prokop y Hayden Paddon han completado la clasificación.